¿En qué está la resiliencia en las Américas?

Pía Hevía, sub-directora de Adapt Chile, participó en nombre de la organización en la VI Plataforma Regional para la Reducción de Riesgos de Desastres en las Américas, la que tuvo lugar en Cartagena, Colombia en junio. En esta editorial, nos deja sus impresiones.

Entre el 20 y el 22 de junio se desarrolló en Cartagena, Colombia la VI Plataforma Regional para la Reducción de Riesgos de Desastres en las Américas (http://eird.org/pr18/), con el objetivo de intercambiar experiencias para impulsar la aplicación y la medición de los resultados esperados del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 en las Américas. El Plan de Acción Regional (PAR), impulsado para esto, establece 4 prioridades: 1. Comprender el riesgo de desastres; 2. Fortalecer la gobernanza del riesgo de desastres para gestionar dicho riesgo; 3. Invertir en la reducción del riesgo de desastres para la resiliencia y; 4. Aumentar la preparación para casos de desastres, a fin de dar una respuesta eficaz y “reconstruir mejor” en los ámbitos de la recuperación, la rehabilitación y la reconstrucción.

En esta plataforma, se dio especial énfasis a la inclusión de la sociedad civil como un actor clave para la implementación de medidas que apunten a fortalecer los territorios y aumentar la resiliencia, en un contexto de cada vez mayor incertidumbre climática. Fueron los mismos dirigentes comunitarios de lugares tan distantes como El Salvador, Paraguay o Chiloé quienes dieron cuenta de sus experiencias haciendo frente a desafíos como la marea roja, huracanes e inundaciones, todos eventos asociados al cambio climático.

Dentro de los elementos claves necesarios para lograr la resiliencia comunitaria ante estos fenómenos y que fueron mencionados en la Plataforma, se releva la colaboración con gobiernos locales como un factor fundamental, coordinación que debe ir acompañada de diagnósticos participativos, vinculantes y oficializados, una planificación territorial efectiva y la transferencia y fortalecimiento de capacidades a nivel local.  Cabe destacar que el trabajo de la RedMuniCC aborda varios de estos elementos, ya que la gestión del riesgo de desastres es fundamental en la acción territorial ante el cambio climático, tal y como se señala en la Agenda para Municipios ante el Cambio Climático (http://www.redmunicc.cl/esp/portfolios/riesgos/).

Desde Chile se evidencian importantes avances en la materia que incluso pueden constituirse en un aporte para otros países de América Latina, por ejemplo, la conformación  de la Plataforma Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, instancia multisectorial que desde el año 2012 trabaja en la creación de instrumentos de planificación  en la materia. Sin embargo, aún hay mucho por hacer a nivel local, en especial en el apoyo técnico a los municipios, ya que tienen un rol clave en la identificación y reducción de vulnerabilidades territoriales, así como en la respuesta a los impactos de las amenazas.

Lo anterior, nos invita a reflexionar sobre las formas en cómo se construyen los territorios en la actualidad y cómo estos están preparados para  enfrentar los desafíos del clima. Siendo una prioridad proteger la vida de las personas, asegurar la continuidad de los medios de vida y el resguardo de la infraestructura comunal, se requiere generar marcos de acción que integren diagnósticos participativos  y planificación territorial acorde a una visión común de desarrollo, con miras a alcanzar la resiliencia.

Por Pía Hevia, Sub Directora

Con la colaboración de Pamela Torres, Coordinadora de Proyectos

Adapt Chile

3 de julio de 2018

Revisa el video resumen del evento, aquí:

Agenda de Trabajo de Riesgo Climático de la Provincia de Chacabuco

El proyecto “Agenda de Trabajo de Riesgo Climático de la Provincia de Chacabuco”, financiado por la  Agencia Alemana de Cooperación Internacional (Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit – GIZ), con la colaboración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), y desarrollado por Adapt Chile, fue desarrollado entre noviembre 2017 y enero 2018, para la conformación de un Comité Provincial de Cambio Climático (COPROCC) en la Provincia de Chacabuco.

El proyecto en sí representa la continuación del proyecto desarrollado durante el primer semestre de 2017, denominado “Gestión del Riesgo de Desastres por Eventos Extremos y por Conductas Humanas: Ciudades Resilientes”, en el cual se realizó un diagnóstico de la vulnerabilidad y los riesgos a la infraestructura crítica de la provincia, priorizando las amenazas de sequía, inundación y contaminación de agua, identificando los principales factores de riesgo en la provincia, junto con la participación de representantes de las municipalidades de Colina, Lampa y Tiltil, la gobernación, la asociación de APR de la provincia, y el SEREMI de Medio Ambiente de la Región Metropolitana, para dar insumos para la elaboración de una Agenda de Trabajo para el Comité.

Para la elaboración del informe final del proyecto, se realizó una revisión de antecedentes nacionales e internaciones relacionados con la gestión del riesgo, los antecedentes y evaluación del riesgo en la provincia, la identificación de capacidades y recursos actuales de las instituciones públicas, como también el desarrollo de dos talleres con funcionarios de las municipalidades de la provincia y la gobernación: un taller de planificación estratégica para generar una visión para el COPROCC, identificar zonas de riesgo y priorizar medidas de acción; y un taller de capacitación en financiamiento climático, para dejar capacidades instaladas respecto a la identificación, formulación y postulación de proyectos de acción climática.

El impulso principal del proyecto fue la conformación del primer Comité Provincial de Cambio Climático (COPROCC) en Chile, el cual se plantea como una entidad articuladora entre el Comité Regional de Cambio Climático (CORECC) RM y los actores locales (municipalidades, servicios públicos, comunidades, sector privado, sociedad civil); ayudando a acelerar la bajada de proyectos y medidas hacia la adaptación al cambio climático y la reducción de riesgo de desastres. Adicionalmente, el COPROCC será el coordinador de acciones intersectoriales, inter e intra territoriales, para hacer frente a los efectos del cambio climático en la provincia y sus alrededores.

Adicionalmente, para que el trabajo del COPROCC logre los objetivos de la Agenda de Trabajo, deberá de estar acompañado e interactuar periódicamente con las comisiones técnicas del CORECC de la RM. De esta forma se quiere evitar que se dupliquen esfuerzos, pero sí se generen co-beneficios y sinergias, llevando proyectos priorizados desde el COPROCC de Chacabuco al Comité Regional de Cambio Climático – CORECC.

En la Agenda de Trabajo se define una visión al año 2050, y se describen proyectos prioritarios, presentados en un listado de medidas y/o proyectos para implementar en diferentes plazos de tiempo. Existen medidas tanto de corto plazo (0-3 años) como también de mediano plazo (3-6 años). El COPROCC debiera actualizar la Agenda de Trabajo a medida que van cumpliendo las metas y objetivos.

El desafío inicial y a corto plazo es el involucramiento de la nueva autoridad de la Gobernación de Chacabuco, en hacer de este proyecto un ejemplo nacional, empezando por la conformación formal del COPROCC y la validación de la Agenda de Trabajo, seguido por la formalización de un reglamento para la operación del Comité; de esta forma se estará avanzando en el aumento de la resiliencia y la sostenibilidad del territorio, además de ser un líder y ejemplo para otras provincias de Chile, abriendo oportunidades para desarrollar proyectos innovadores a través de alianzas público-privadas, y canalizar recursos regionales para la adaptación del cambio climático en la Provincia de Chacabuco.

Contexto de la Iniciativa

La iniciativa Global de Gestión del Riesgo de Desastres (IGGRD) fue lanzada por el Gobierno Federal Alemán bajo la responsabilidad del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), con el fin de responder mejor a los retos globales relacionados con los riesgos de desastres.

Dentro de esta iniciativa se encuentra el reto de Resiliencia Urbana, el cual apoya actualmente a las ciudades latinoamericanas de Barranquilla (Colombia) por inundaciones; Angra dos Reis (Brasil) por deslizamientos de tierras y Santiago (Chile) por sequía, inundaciones y contaminación de aguas.

La idea es promover en los territorios el diseño de un plan de manejo de riesgo en función de los principales factores de riesgo existentes en sectores vulnerables, con el objetivo de lograr mayor resiliencia y sostenibilidad.

Alta Participación en Seminario Gestión de riesgos climáticos: Herramientas para la Gobernanza Local

La actividad realizada el 16 de marzo en el Auditorio del Café Literario Parque Balmaceda de Providencia, contó con la participación de más de 80 participantes entre autoridades nacionales, alcaldes, delegados diplomáticos, académicos y representantes de municipios de las regiones Metropolitana, Antofagasta, Valparaíso, Maule y  Araucanía.

El evento, que se enmarcó en el proyecto “Fortalecimiento de la institucionalidad municipal para reducir el riesgo frente a desastres naturales en el contexto del cambio climático”, contó con el apoyo del fondo canadiense para iniciativas locales y fue ejecutado por la Asociación Adapt-Chile entre los meses de agosto de 2016 y febrero de 2017 en la Región Metropolitana y la isla de  Chiloé en la Región de Los Lagos.

El seminario cuyo objetivo fue reflexionar sobre las capacidades de los municipios para construir resiliencia en los territorios ante las amenazas climáticas y exponer los resultados del proyecto, comenzó con la bienvenida de Cristóbal Reveco, Director internacional de Adapt-Chile, quien destacó los desafíos que imponen a los municipios la multiplicidad de amenazas que se suscitan en la actualidad y cómo este proyecto plantea algunas medidas eficaces y aporta elementos a la discusión.

“Nos encontramos en un punto de inflexión, en que la comunidad internacional asume la gestión del riesgo como parte transversal a los objetivos de desarrollo sustentable en cada uno de los países. Fue parte de la discusión en la Convención de Hábitat 3 en Quito el 2016 donde se reconoce el riesgo como uno de los agentes centrales para el diseño y la seguridad de las zonas urbanas, así como en los reportes de la Convención Internacional de Cambio Climático y los acuerdos de París”, destacó.

Marie France Russo, Consejera Política de la Embajada de Canadá en Chile, señaló que su país está comprometido a nivel mundial para avanzar en la implementación del Acuerdo de París y  continuar el impulso sobre la acción climática a través de una mayor cooperación en el desarrollo sostenible con instituciones como Adapt-Chile, proyecto por el que manifestó orgullo al permitir a los municipios crear capacidades para enfrentar el cambio climático, fortalecer la gestión de catástrofes del país y aumentar la resiliencia de la población chilena.

Ricardo Toro, Director de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI), expuso acerca del rol del organismo y su vinculación con la gestión local destacando la importancia de comprender, invertir y aumentar la preparación en gestión del riesgo y gobernanza local. “La nueva institucionalidad requiere institucionalidad hasta el nivel local que es el de mayor afectación”, agregó.

Roxana Bórquez, Investigadora de proyecto, presentó la Propuesta de Marco Institucional para la Gestión Municipal de Riesgos Climáticos, donde señaló la importancia de tener un diagnóstico compartido para abordar la prevención de desastres.

“No existe en los gobiernos locales suficiente capacidad para gestionar el riesgo y, sin embargo, hay una urgencia por fortalecer la institucionalidad pública a través de normativas e instrumentos de política pública. Así y todo, las municipalidades no están obligadas a cambiar sus planes reguladores en función de riesgos urbanos”, destacó.

Como parte de los  resultados del proyecto “Fortalecimiento de la institucionalidad municipal para reducir el riesgo frente a desastres” se presentó el video del proyecto “Institucionalidad Municipal y Gestión de Riesgo Climáticos” y el Manual de trabajo para los Municipios sobre gestión de riesgos climáticos.

Ana María Ugarte presentó la Propuesta de Líneas de Investigación, fruto del Diálogo Ciencia-Política realizado en la comuna de Dalcahue, Chiloé y rescató la ausencia de diálogo entre academia, ONG y comunidades locales, donde resulta clave avanzar con autoridades en acciones concretas. Así también se refirió a la importancia de desarrollo de capital social para incrementar el compromiso de la comunidad local en acciones de gestión del riesgo.

Gonzalo Durán, alcalde de Independencia, presentó los “Desafíos para la Red de Municipios en torno a la Gestión del Riesgo de Desastres”, donde destacó las iniciativas en que se encuentra su comuna, entre ellas la inclusión del  cambio climático en la malla curricular de establecimientos educacionales; el recambio total con luminaria LED este año, un Plan Integral de Gestión de Residuos y una planta de biogás en Hipódromo Chile.

En la presentación del Plan Estratégico Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, el Subdirector de Gestión del Riesgo de ONEMI, Miguel Muñoz, reveló que el déficit hídrico es hoy uno de los principales problemas que afectan al país y donde el estado gastó el 2016 más de 28 mil millones de pesos.

Carlos Rungruangsakorn, del Ministerio de Medio Ambiente, expuso sobre cambio climático y resiliencia local, explicando las características de la Acreditación de Vocación Ambiental Comunal (AVAC) como continuación del proceso de Certificación Ambiental Comunal (SCAM).

Finalmente, Jordan Harris, Director Nacional de Adapt-Chile, agradeció a la Embajada de Canadá por el financiamiento en este proyecto, así como a las autoridades nacionales y locales por el apoyo permanente, e invitó a los representantes de municipios a continuar trabajando en conjunto.

Lanzamiento del video promocional del Proyecto Institucionalidad Municipal y Gestión de Riesgo Climáticos

Las Academias de Cambio Climático “Gestión de Riesgo Municipal ante Amenazas del Cambio Climático” se desarrollaron en el contexto del proyecto “Fortalecimiento de la Institucionalidad Municipal para Reducir el Riesgo Frente a Desastres Naturales en el Contexto del Cambio Climático” y contaron con la participación de municipios miembros de la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático. La iniciativa financiada por la Embajada de Canadá a través del Fondo Canadiense para Iniciativas Locales (FCIL), tuvo como objetivo entregar herramientas prácticas para la planificación estratégica en los municipios, que les permitan mejorar su capacidad de respuesta ante las amenazas del clima y formar comunidades resilientes.

16/03/17 Seminario Gestión de Riesgos Climáticos

Seminario: “Gestión de Riesgos Climáticos: Herramientas para la Gobernanza Local”

Lugar:         Auditorio del Café Literario Parque Bustamante, Av. Providencia 410

Fecha:         Jueves 16 de Marzo de 2017 

Horario:     9:30 a 13:00 hrs.

Organiza y Ejecuta :   Asociación Adapt-Chile

Financia: Fondo Canadiense para Iniciativas Locales (FCIL)

Colabora: Municipalidad de Providencia, Ministerio de Medio Ambiente, Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile (Proyecto PAI-CONICYT) 

Sobre el Seminario: 

El Seminario, forma parte del cierre del proyecto “Fortalecimiento de la Institucionalidad Municipal para Reducir el Riesgo frente a Desastres Naturales en el Contexto del Cambio Climático”, desarrollado por la Asociación Adapt-Chile y apoyado por el Fondo Canadiense para Iniciativas Locales.

El propósito de la actividad, es generar un espacio de encuentro entre los distintos actores vinculados a la gestión del riesgo a escala local: político, gubernamental, municipal, academia y sociedad civil, para:

1) Exponer los resultados del proyecto que aborda la gestión local del riesgo ante el cambio climático, ejecutado entre los meses de agosto de 2016 y febrero de 2017 y;

2) Reflexionar sobre las capacidades de los municipios para construir resiliencia en los territorios ante las amenazas climáticas.

A quién está dirigido:  Municipios y organismos/instituciones vinculados con la Reducción del Riesgo de Desastres, Cambio Climático y Gestión Local. 

Invitación: Puedes descargarla Aquí 

Inscripciones al correo electrónico pamela.torres@adapt-chile.org 

Adapt-Chile desarrolla Academias de Cambio Climático en Chiloé

Con la participación de los municipios de Dalcahue, Quellón y Maullín se desarrollaron las Academias de Cambio Climático “Gestión de Riesgo Municipal ante Amenazas del Cambio Climático” en Chiloé.

Durante el 5 y 6 de diciembre se desarrollaron las Academias de Cambio Climático “Gestión de Riesgo Municipal ante Amenazas del Cambio Climático” en Dalcahue, gracias al apoyo de la Embajada de Canadá a través del Fondo Canadiense para Iniciativas Locales. La actividad tuvo como objetivo la entrega de herramientas prácticas para la planificación estratégica en los municipios, que les permita mejorar su capacidad de respuesta ante las amenazas del clima y formar comunidades resilientes. En la iniciativa participaron activamente funcionarios de las municipalidades de Maullín, Quellón y Dalcahue, quienes a partir de la capacitación deberán desarrollar los Planes de Emergencia de la Comuna.

Durante el segundo día Academias de Cambio Climático, los funcionarios de la Municipalidad de Maullín, Quellón y Dalcahue expusieron su trabajo.

Finalmente, el 7 de diciembre se desarrolló el conversatorio “Diálogo Ciencia-Política: “Reducción del Riesgo de Desastres y Cambio Climático”, en el Internado Mixto de Dalcahue. En la capacitación participaron funcionarios de la Municipalidad de Dalcahue, y miembros de la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático (Maullín y Quellón) junto a representantes de Universidades y Centros de Investigación de la zona y organizaciones vinculadas con el trabajo de Adapt-Chile.

El espacio de diálogo tuvo como finalidad explorar los alcances del desarrollo local en torno a la Reducción de Riesgos de Desastres y el Cambio Climático , desde la perspectiva de la investigación académica, con miras a vincular su trabajo con la gestión de los municipios en el territorio. La actividad fue organizada por Adapt-Chile y la Universidad de Chile (Proyecto PAI-CONICYT), y contó con el apoyo de la Embajada de Canadá a través del Fondo Canadiense para Iniciativas Locales. 

En la oportunidad, Rodolfo Sapiains de la Universidad de Chile expuso  sobre la dimensión humana del cambio climático en “Diálogos de Ciencia Política”.

Por su parte, Ana María Ugarte de la Universidad de Chile habló de los resultados preliminares de la Encuesta Nacional en Medio Ambiente y Cambio Climático.

Tanto las Academias de Cambio Climático como el Conversatorio “Diálogo de Ciencias-Política” llevados a cabo en Chiloé, se  desarrollaron en el contexto del proyecto de Adapt-Chile “Fortalecimiento de la Institucionalidad Municipal para Reducir el Riesgo Frente a Desastres Naturales en el Contexto del Cambio Climático”, y fueron financiados por el Fondo Canadá. 

“Canadá se compromete a cooperar en Chile y en México” Marcel Lebleu, Embajador de Canadá

Santiago, 30 de Noviembre de 2016

El 30 de noviembre se realizaron las Academias de Cambio Climático “Gestión de Riesgo Municipal ante Amenazas del Cambio Climático” en la región metropolitana, y participaron 13 municipios de la de la Red, entre ellos participaron Iquique, Providencia, Colina, Hijuelas, La Pintana, Lampa, Gorbea, Maullín, Peñalolén, Antofagasta, Calera de Tango, Quilicura y Dalcahue.

En el marco de las Academias el embajador de Canadá, Marcel Lebleu, se refirió a la cooperación Canadá- Chile señalando que el actual gobierno de Canadá está comprometido con la cooperación a Chile y el mundo lo que asciende a aproximadamente 4 mil millones de dólares canadienses para lo que queda de gobierno.

30/ 11 y 5-6/ 12 Academias de Cambio Climático Fondo Canadá

Resumen de la Actividad:

  • Academias de Cambio Cambio Climático Gestión de Riesgo Municipal frente al Cambio Climático
  1. Región Metropolitana, Santiago en la Fundación Heinrich Böll, el el 30 de noviembre.
  2. Región de Los Lagos, comuna de Dalcahue, en el Internado Mixto de Dalcahue 05 y 06 de diciembre.Las Academias de Cambio Climático “Gestión de Riesgo Municipal ante Amenazas del Cambio Climático” pretenden entregar herramientas prácticas para la planificación estratégica en los municipios, que les permitan mejorar su capacidad de respuesta ante las amenazas del clima y formar comunidades resilientes. La actividad es organizada por Adapt-Chile con el apoyo de la Embajada de Canadá a través del Fondo Canadiense para Iniciativas Locales.
  • Conversatorio “Diálogo Ciencia-Política: “Reducción del Riesgo de Desastres y Cambio Climático”:  el 07 de diciembre de 2016 en el Internado Mixto de Dalcahue. La actividad está enfocada a funcionarios de la Municipalidad de Dalcahue, y miembros de la Red Chilena de Municipios (Maullín y Quellón) junto a representantes de Universidades y Centros de Investigación de la zona y organizaciones vinculadas con el trabajo de Adapt-Chile.  El conversatorio tiene como objetivo explorar los alcances del desarrollo local en torno a la Reducción de Riesgos de Desastres y el cambio climático desde la perspectiva de la investigación académica, con el fin de vincular su trabajo con la gestión de los municipios en el territorio. La actividad es organizada por Adapt-Chile y la Universidad de Chile (Proyecto PAI-CONICYT), con el apoyo de la Embajada de Canadá a través del Fondo Canadiense para Iniciativas Locales.

Academias de Cambio Climático “Gestión de Riesgo Municipal ante Amenazas del Cambio Climático”

Las Academias pretenden entregar herramientas prácticas para la planificación estratégica en los municipios, que les permitan mejorar su capacidad de respuesta ante las amenazas del clima y formar comunidades resilientes.

En el contexto del proyecto “Fortalecimiento de la Institucionalidad Municipal para Reducir el Riesgo Frente a Desastres Naturales en el Contexto del Cambio Climático”, las Academias de Cambio Climático “Gestión de Riesgo Municipal ante Amenazas del Cambio Climático” pretenden entregar herramientas prácticas para la planificación estratégica en los municipios, que les permitan mejorar su capacidad de respuesta ante las amenazas del clima y formar comunidades resilientes. La actividad es organizada por Adapt-Chile con el apoyo de la Embajada de Canadá a través del Fondo Canadiense para Iniciativas Locales.

La iniciativa está dirigida a funcionarios/as municipales de la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático y de organizaciones vinculadas con el trabajo de Adapt-Chile.

Este año las Academias se realizarán en:

  • Región Metropolitana, Santiago en la Fundación Heinrich Böll, el el 30 de noviembre de 2016
  • Región de Los Lagos, comuna de Dalcahue, en el Internado Mixto de Dalcahue 05 y 06 de diciembre de 2016.

Asimismo, se prevé la realización del conversatorio “Diálogo Ciencia-Política: “Reducción del Riesgo de Desastres y Cambio Climático”, el 07 de diciembre de 2016 en el Internado Mixto de Dalcahue. La actividad está enfocada a funcionarios de la Municipalidad de Dalcahue, y miembros de la Red Chilena de Municipios (Maullín y Quellón) junto a representantes de Universidades y Centros de Investigación de la zona y organizaciones vinculadas con el trabajo de Adapt-Chile.

El conversatorio que, también se enmarca en el proyecto “Fortalecimiento de la Institucionalidad Municipal para Reducir el Riesgo Frente a Desastres Naturales en el Contexto del Cambio Climático”, explorará los alcances del desarrollo local en torno a la Reducción de Riesgos de Desastres y el cambio climático desde la perspectiva de la investigación académica, con el fin de vincular su trabajo con la gestión de los municipios en el territorio. La actividad es organizada por Adapt-Chile y la Universidad de Chile (Proyecto PAI-CONICYT), con el apoyo de la Embajada de Canadá a través del Fondo Canadiense para Iniciativas Locales.

El Manejo del Riesgo bajo el lente del Cambio Climático: Un Creciente Dilema para la Acción Local

Los desastres socio-naturales han sido desde siempre factores limitantes del desarrollo local. En el contexto del cambio climático, debido a los cambios en las temperaturas, las precipitaciones, aumento en el nivel del mar y el aumento de la frecuencia y magnitud de los eventos climáticos extremos, se han exacerbado los niveles de amenaza y riesgo de desastres en todo el mundo. Mientras continúa el aumento en la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, el calentamiento del planeta continúa incrementándose, proyectando en el mediano plazo un aumento de la temperatura promedio del planeta de al menos 2 grados centígrados en relación a la temperatura promedio de la era pre-industrial. Si bien, las consideraciones de la comunidad científica apuntan a que el umbral de 2 centígrados generará un nivel de riesgo climático “tolerable”, el consenso científico apunta también a que las acciones humanas no serán capaces de reducir las concentraciones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a un nivel tal que permitan mantener el calentamiento planetario dentro de este umbral. Esto podría llevar a nuestra civilización a vivir en un escenario de temperaturas planetarias promedio de incluso más allá de los cinco grados centígrados para finales de siglo, lo cual representa no sólo un estado de peligro climático extremo, sino también riesgos de dimensiones desconocidas.

A pesar de que el cambio climático es un factor que está exacerbando el riesgo, así también inciden los patrones actuales de crecimiento económico y desarrollo social. La creciente desigualdad mundial, la rápida urbanización y el consumo excesivo de energía y capital natural amenazan con llevar el riesgo a niveles peligrosos e impredecibles, con las consiguientes repercusiones mundiales sistémicas. En este contexto, la distribución del riesgo no es equitativa. Los grupos sociales más vulnerables son víctimas de un desarrollo urbano socialmente segregado, donde se ven forzados a vivir en territorios con altos niveles de riesgo y bajos niveles de inversión en infraestructura para la reducción de riesgos; nomenclatura a la cual se añaden los altos niveles de degradación ambiental y baja inversión en protección social. De este modo, se van generado y acumulando nuevos riesgos, más rápidamente de lo que se van reduciendo los riesgos existentes (UNISDR, 2015).

El escenario en Chile es crítico. Por un lado, mientras que Chile está dentro de los 10 países del planeta que más han gastado en recuperación posterior a desastres, nuestro país también cumple con siete de los nueve perfiles de vulnerabilidad frente al cambio climático; prescripción para un aumento en el riesgo a desastres a medida que se incrementa el calentamiento global.  Por otro lado, las amplias diferencias socio-económicas que caracterizan a nuestra nación, el aumento en la concentración de la riqueza, acompañado por salarios reales bajos y recortes en el gasto en bienestar social, conducen a una creciente desigualdad ante el riesgo entre grupos sociales, derivando así en un perfil de riesgo sistémico en permanente construcción. Bajo este desafío, la Evaluación Global sobre la reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR, 2015) reconoce la creciente vulnerabilidad de los sistemas socio-ecológicos, recordando que, mientras que “la mayoría de los desastres que podrían ocurrir todavía no han tenido lugar”, las pérdidas económicas globales ocasionadas por desastres tales como terremotos, tsunamis, ciclones e inundaciones se elevan hoy en día a un promedio de entre 250.000 millones y 300.000 millones de dólares americanos al año. Las pérdidas futuras (pérdidas anuales esperadas) se estiman actualmente en 314.000 millones de dólares americanos solo en el entorno construido; mientras que se observa una tendencia creciente en la mortalidad y en las pérdidas económicas asociadas con riesgos extensivos.

En este contexto, la gestión del riesgo frente a desastres se torna un elemento central para la gestión municipal, puesto que es en los territorios mismos donde se expresan los efectos del cambio climático y donde se manifiestan una multiplicidad de riesgos que comprometen la seguridad humana, la continuidad de los servicios municipales y las visiones asociadas al desarrollo sustentable. El desafío de generar municipios resilientes se operativiza, por lo tanto, mediante mejoras en la gestión, administración y planificación municipal, así como en la capacidad de respuesta de las comunidades que habitan el territorio.

Lo “novedoso” de integrar consideraciones climáticas (“climate proofing”) en la planificación, gestión y administración municipal, es que se reconoce que el manejo del riesgo es central para el desarrollo local, por lo que debiese determinar la toma de decisión en el municipio de forma transversal a todos los planes municipales y estrategias de desarrollo local, en un esfuerzo centralizado en el aumento de la Resiliencia y la disminución de la vulnerabilidad, no solamente como un esfuerzo para hacer frente a desastres. La reducción del riesgo de desastres no es suficiente. Hay que aumentar la resiliencia ayudando a las comunidades a construir la capacidad de recuperarse de las inevitables crisis a las que se enfrentan. Hay que pasar de una preocupación por los mega-desastres – tsunamis y terremotos – para hacer frente también a los impactos y tensiones crónicas – desde las frecuentes inundaciones y sequías, a la rápida urbanización y la segregación – que mantienen a las comunidades insertas en un ciclo de crisis.

El paradigma del cambio climático como eje de los planes municipales no busca reemplazar los actuales elementos de los planes municipales; más bien, viene a enriquecer y actualizar el foco de acción, fortaleciendo el rol de la gestión municipal y reconociendo que la gestión del riesgo es central para la consecución de los objetivos de desarrollo municipal.

Esta discusión se enmarca tanto en el Marco de Acción de Hyogo, en la Política Nacional de reducción de Riesgo ante Desastres (ONEMI, 2014), así como en la (nueva) agenda de Sendai. Por un lado, la transición desde el Marco de Acción de Hyogo hacia el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, se caracteriza por integrar a los gobiernos locales como actores centrales en la reducción del riesgo frente a desastres. Así mismo, esta transición determina que el foco de atención pasa desde la gestión de desastres a la construcción de la Resiliencia mediante el apoyo a comunidades y el reconocimiento de la inclusión de la ciencia, reconocimiento de los procesos sociales y los arreglos institucionales, como elementos que determinan el riesgo frente a desastres.

Bajo esta mirada, Adapt-Chile gracias al Fondo Canadiense para Iniciativas Locales aborda este desafío mediante la implementación del proyecto “FORTALECIMIENTO DE LA INSTITUCIONALIDAD MUNICIPAL PARA REDUCIR EL RIESGO FRENTE A DESASTRES NATURALES EN EL CONTEXTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO” el cual busca fortalecer la cultura y capacidad de prevención a nivel municipal para enfrentar los riesgos y desastres naturales en Chile en el contexto del cambio climático.