Sobrecarga Planetaria

El 8 de agosto la humanidad comenzó a estar en deuda con el planeta este 2016, así lo indica un estudio realizado por la organización Global Footprint Network, que señala que a partir de esa fecha hemos excedido los recursos que la Tierra puede renovar anualmente. Todo ello, debido a un modelo de desarrollo basado en el consumo desmedido que no considera los límites del planeta Tierra.

En Chile y en el mundo, dada la dotación de recursos y los costos ya invertidos en tecnologías existentes, los países dependen principalmente de la “quema” de combustibles fósiles para impulsar su desarrollo, siendo esta fuente de energía la responsable del 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global. Gracias al auge de las energías renovables no convencionales se vislumbra un nuevo futuro con menos emisiones, sin embargo, aún no constituyen un porcentaje significativo del consumo energético a nivel global.

 Adapt-Chile a través de su trabajo con los municipios en materia energética, pretende asentar las bases para ayudar a la descarbonización de las comunas, por medio de la incorporación de la variable de cambio climático en la planificación y gestión de los territorios. Enfoque que en su eje energético incorpora las energías renovables no convencionales y la eficiencia energética en la electrificación, calefacción, movilidad y transporte del país con miras a un futuro verde.

Con una visión inclusiva e integral, la asociación Adapt-Chile está comprometida con la elaboración de políticas públicas desde los territorios, en conjunto con las autoridades locales, la academia y la comunidad, pues son ellos, finalmente, los que habitan el territorio, y en ellos impacta directamente una buena o mala política pública.

Bajo este marco,  Adapt-Chile apoya la iniciativa del Ministerio de Energía, “Comuna Energética” que contempla el desarrollo de la “Estrategia Energética Local” desde las territorios, lo que constituye un importante paso desde el Estado para poder dar respuesta desde lo local al cambio climático y a la sobrecarga de los recursos naturales. Es así como, el desarrollo de la Estrategia Energética Local busca conocer desde las comunas la potencialidad energética que tiene cada una y medir su porcentaje de rendimiento en eficiencia energética para racionalizar su uso y proyectarlo para un habitar sostenible, todo en conjunto con las comunidades.

En esta línea, este año Adapt-Chile participó desarrollando la Estrategia Energética Local en 5 comunas de la Región Metropolitana: Independencia, La Pintana, Recoleta, Colina y Santiago. En todas ellas, desde el trabajo con la comunidad, se construyó una visión energética de la comuna, lo que permitirá a futuro a las municipalidades orientar líneas de acción a seguir para lograr comunas energéticamente sostenibles. Para alcanzar esta tarea, la figura del monitor energético municipal; el financiamiento para proyectos que surgieron en los discusiones colaborativas con las comunidades; la voluntad política de los alcaldes para generar sinergias positivas en materia de asociatividad y compromiso para avanzar en el desarrollo transparente de las comunas; normativas flexibles que permitan la colaboración y comunicación eficiente entre las diversas áreas que componen un municipio;  y una ley de cambio climático que de continuidad a todos los esfuerzos que se emprendan esta esta materia, son los desafíos más importantes a tener en cuenta para lograr avanzar en la descarbonización de la economía y en el cuidado de los recursos naturales desde la perspectiva energética. 

Desde Adapt-Chile aplaudimos iniciativas como la Estrategia Energética Local, pero pensamos que queda mucho por hacer desde el Estado para que los territorios puedan determinar sus destinos y protagonismo en el desarrollo del país de una manera transparente y participativa, además de lograr una mayor consciencia de su responsabilidad frente al medio ambiente que habitan, sin el cual, no podríamos sobrevivir como especie.