Implementación del Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía en Chile

El pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía (GCoM, por sus siglas en inglés) es una organización internacional que convoca a diferentes municipios de todo el mundo a tomar acción conjunta por el cambio climático. En Chile, Adapt Chile junto a la Asociación Chilena de Municipalidades, lideran la implementación del programa el cual en abril inició los talleres con los equipos técnicos de las municipalidades de Providencia, Santiago, Independencia, Peñalolén, Temuco y Vitacura. Los talleres durante este tiempo han sido en conjunto y separados con cada municipio y han consistido en la creación de sus autoevaluaciones, las cuales ha sido desarrolladas utilizando fuentes de información entregadas por GCoM para el análisis de riesgos y vulnerabilidades, junto con la discusión sobre la nueva plataforma (CDT) de para reporte de emisiones

San Pedro de la Paz liderará Cumbre Regional por el Cambio Climático en Biobío

San Pedro de la Paz se integró a la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático (RedMuniCC) en agosto de 2017. Desde entonces han participado activa y comprometidamente en las iniciativas que la Red impulsa, integrándolas a su gestión ambiental. Dicho trabajo se refleja hoy en elementos como la Certificación AVAC del Ministerio de Medio Ambiente, donde han escogido la vocación de Biodiversidad con enfoque en Recursos Hídricos y Manejo de Residuos, en línea con su visión de desarrollo local como “Ciudad Parque”.

En este contexto, durante 2018 participaron en las Academias de Cambio Climático de Biobío impartidas por Adapt Chile, como parte del Proyecto de Fortalecimiento y Expansión de la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático, financiado por la Unión Europea. En aquella instancia se comprometieron a elaborar su Plan Local de Cambio Climático, el cual fue desarrollado participativamente con la comunidad local y las diferentes unidades municipales, entregando orientaciones a mediano plazo respecto al quehacer municipal en materia de adaptación y mitigación al cambio climático. Su alcalde, Audito Retamal, además de dar el respaldo necesario para el desarrollo de dicho instrumento, se ha mostrado muy entusiasmado y comprometido con las acciones climáticas que implementa y puede implementar su municipio. Así lo demostró durante su participación en la Primera Cumbre de Gobiernos Locales por el Cambio Climático en Rapa Nui en octubre de 2018 y posteriormente en el IV Foro de Alcaldes ante el Cambio Climático el 22 de noviembre del mismo año.

Inspirados por estas actividades, junto a su par de la Municipalidad de Penco, Víctor Figueroa, comenzaron a idear la posibilidad de ejecutar una actividad de alto impacto para la región en temas de cambio climático. Es así como se gestó la realización de la Cumbre Regional de Cambio Climático en la Región del Bíobío, que tendrá lugar este próximo 29 de marzo de 2019 en dependencias de la comuna sanpedrina.

Al respecto, Claudia Yáñez, profesional de la Dirección de Medio Ambiente de la Municipalidad de San Pedro de la Paz comenta que “Nuestro Alcalde, consciente de la problemática del Cambio Climático, la necesidad de educar sobre los impactos que se generan en los territorios ya sean en las áreas de salud, riesgo, biodiversidad y agua etc., considera necesario generar una instancia que visibilice la problemática general, pero con énfasis en las problemáticas asociadas 33 comunas de la región del Biobío; y con esto permitir la toma de conciencia de todos los actores dentro de la región y generar acuerdos que vayan en la línea de la mitigación y adaptación al cambio climático”.

Claudia Yáñez

Profesional de la Dirección de Medio Ambiente

Municipalidad de San Pedro de la Paz

Según señala Claudia, la cumbre tiene como principal objetivo abrir el debate sobre cambio climático a distintos actores de la región, como universidades, organismos públicos, empresas e industrias y la comunidad; propiciando el diseño de una estrategia integral de planificación y la implementación de acciones climáticas que resguarden la mirada local.

De esta manera, como producto del evento se impulsará la creación de un Observatorio Regional Territorial de Cambio Climático, cuya primera tarea sea generar una Estrategia Regional Territorial de Cambio Climático.

La Cumbre Regional de Cambio Climático en el Biobío se suma a una serie de acciones climáticas que ha impulsado el municipio de San Pedro de la Paz durante los últimos años, entre las que se encuentran: la incorporación a la RedMuniCC; la integración en el Plan de Desarrollo Comunal (PLADECO) 2018-2021 el potenciar espacios con valor ecosistémico dentro de la comuna, transformando a San Pedro de la Paz en una “Ciudad Parque”; la ya mencionada Acreditación de Vocación Ambiental Comunal (AVAC) como una de las comunas pioneras en Chile; el desarrollo de una Estrategia Energética Comunal (EEL) y el desarrollo del Plan Local de Cambio Climático (PLCC).

Finalmente, Claudia señala que, para continuar liderando la acción climática en la región, el municipio “invitará y apoyará a nuestras comunas de la región a incorporarse a RedMuniCC y seremos quienes lideremos y convoquemos a las otras comunas para elaborar la Estrategia Regional Territorial de Cambio Climático, apoyado por nuestro Alcalde, quien además es Presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad y Cambio Climático de la Asociación de Municipalidades de la Región del Biobío”.

El Centro Energético Comunitario de Independencia

El reacondicionamiento de las antiguas instalaciones existentes ya comenzó, dando inicio así a la construcción del Centro Energético Comunitario (CEC) de Independencia.

Este año, la Municipalidad de Independencia, miembro de la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático (RedMuniCC), logró adjudicar financiamiento para apoyar el levantamiento de un Centro Energético Comunitario para la comuna, a través del trabajo conjunto con organizaciones de la sociedad civil –Adapt Chile- y privados -RedGenera y Traesure. El financiamiento es otorgado, principalmente, a través de la iniciativa “WISIONS of Sustainability” del Intituto Wuppertal de Alemania, y es complementado por financiamiento de la Unión Europea en el marco del proyecto “Fortalecimiento y Expansión de la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático”, ejecutado por Adapt Chile donde la Municipalidad de Independencia es solicitante.

El CEC se instalará en un espacio que no estaba siendo utilizado, correspondiente a un antiguo camarín de una cancha de fútbol. Este será intervenido para realizar reacondicionamiento térmico, incorporación de tecnologías solar térmica y solar fotovoltaica y la instalación de biodigestores para la generación de energía a partir de residuos orgánicos. De esta manera, se recuperarán espacios públicos y se abrirá un espacio para la comunidad, acercando alternativas de energía renovable a pequeña escala y habilitando espacios de reunión y capacitación para las vecinas y vecinos.

El Alcalde de Independencia, Gonzalo Durán, cuenta algunos detalles de este proyecto:

¿Cuáles son los beneficios del proyecto Centro Energético Comunal para la comunidad?

“El proyecto del Centro Energético Comunitario es uno de los proyectos más emblemáticos de la Estrategia Energética Local (EEL) el cual tiene como objetivo educar y sensibilizar a la comunidad en temas de eficiencia energética y energías renovables no convencionales (ERNC).

Los beneficios de este proyecto son principalmente que se contará con un espacio físico, el cual es recuperado de un inmueble que estaba en total abandono, donde se realizarán charlas y talleres para establecimientos educacionales, funcionarios y vecinos en general en temas de eficiencia energética y ERNC, sin embargo, también se complementará con otro tipo de temáticas ambientales para la comunidad que sean relevantes como lo son los huertos urbanos, cambio climático, ahorro hídrico, manejo de residuos, entre otros.

Por otro lado, el proyecto cuenta con la formación de capacitadores que puedan impartir capacitaciones formales orientadas a entregar herramientas a adultos mayores, migrantes, dueñas de casas, entre otros, para generar emprendimientos que apoyen el desarrollo económico local.

Un beneficio adicional del Centro Energético Comunitario es la instalación de tecnologías de energías renovables no convencionales. Los paneles fotovoltaicos y termo-solares permitirán abastecer de energía eléctrica y agua caliente al centro para que funcione de manera sustentable. Por otro lado, la instalación de biodigestores permitirá demostrar que la materia orgánica tiene un valor sumamente alto, y que existen diferente maneras de aprovechar este recurso, no solo como humus o compost, sino que también es muy útil para la generación de biogás y además reducción de residuos que llegan al relleno sanitario.

Este proyecto está enmarcado en el futuro parque para la sustentabilidad donde el centro energético comunitario viene a complementar un sector en el que está proyectado la construcción de un punto limpio de la red Santiago Recicla, huertos comunitarios, invernaderos, camas de compostaje y lombricultura, tecnologías solares y áreas de esparcimiento, donde se complementara la educación teórica, con los talleres prácticos y las relaciones con el entorno.”

¿Cómo se relaciona este proyecto con el trabajo que realiza el municipio en cambio climático?

“Nuestro municipio fue uno de los primero que elaboró su Plan Local de Cambio Climático (PLCC), y luego se realizó la Estrategia Energética Local (EEL). Ambos documentos han servido como una herramienta para elaborar proyectos que cumplan con las líneas estratégicas y los objetivos planteados.

En ese aspecto se han desarrollado diferentes proyectos que han incentivado la educación energética, ahorro de energía y la incorporación de nuevas tecnologías, como la autoconstrucción de ecotecnias (hornos y secadores solares, cocinas parabólicas solares y cocinas brujas), capacitación y entrega de ampolletas LED a los vecinos, recambio de luminaria pública a LED en un 100%, son sólo alguna iniciativas que hemos impulsado para tomar conciencia que la eficiencia en el uso de un recurso tan importante como es la energía impacta directamente en los cambios que podemos hacer para mitigar el cambio climático.

Es por esto, que a partir de todas estas pequeñas iniciativas, se hizo necesario contar con un espacio formal de capacitación para seguir incentivando el uso eficiente de los recursos, es por esto que a través del proyecto piloto de centro energético móvil, el cual funciona como una primera etapa del centro energético comunitario, donde se pudo conocer el gran interés que tenían los vecinos por entender más sobre el cambio climático y los recursos energéticos eficientes.”

¿Cómo ha sido la experiencia de la Municipalidad de Independencia en la exploración de financiamientos no tradicionales, cómo es el caso de este proyecto? ¿Cuál sería la clave de éxito para adquirir recursos para desarrollar este tipo de iniciativas?

“Ha sido una experiencia de constante aprendizaje, pero sumamente enriquecedora, la cual no solo genera desafíos a nivel de proyectos, si no que se aprende administrativamente a ingresar y ejecutar proyectos que generalmente no se manejan a nivel del sector público, y esto nos pone un paso más adelante para seguir aprendiendo e incursionando en la búsqueda de distintos fondos, nacionales e internacionales que fortalezcan la gestión ambiental comunal y que además sean una posibilidad de mostrar lo que se está realizando a nivel local.

Este aprendizaje no se hubiese logrado sin el apoyo constante de organizaciones con los cuales hemos trabajado, hay distintas fuentes de financiamiento que muchas veces se desconoce su existencia, por lo que el apoyo tanto en la búsqueda como en la postulación de estos proyectos nos ha abierto el camino para poder buscar por nuestro medios dichos fondos y poder ser más autónomos en este aspecto, sin embargo, las redes de contactos, el trabajo con organizaciones sin fines de lucro y la asesoría técnica son un gran aporte a mejorar la gestión ambiental local.”

Visita el sitio del proyecto aquí.

COP 23: Un decálogo para entender los avances, alcances y desafíos más relevantes de las negociaciones de cambio climático

La COP 23 ha proporcionado una instancia de progreso en ciertos aspectos, mientras que en otros los avances de las negociaciones se han visto estancados, dejando varias preguntas abiertas que se esperan resolver durante el 2018.

Por un lado, el hecho que las conversaciones fueron presididas por Fiji, el centro del escenario de esta COP (Conference of the Parties por sus siglas en inglés) se centró en los desafíos que enfrentan los países afectados por el cambio climático. Pero después de un año de crecientes pérdidas por eventos climáticos extremos en todo el mundo, hubo un progreso limitado en relación a dos preocupaciones centrales para las naciones pobres: financiamiento para la acción climática y ayuda con las crecientes pérdidas. Así mismo, los negociadores aún no saben con certeza cómo los países más ricos movilizarán los $ 100 mil millones prometidos al año para 2020 para ayudar a las naciones más pobres a desarrollarse de forma limpia y resiliente ante el cambio climático. Tampoco se consideraron tipos de impuestos innovadores u otras formas de ayudar a los países pobres a pagar las crecientes pérdidas por desastres climáticos, ofreciendo en su lugar opciones de seguros (punto 6 de este decálogo).

Parte de esta discusión tiene relación con el artículo 9.5 del Acuerdo de París, el cual solicita una mejora en la previsibilidad de los flujos financieros a los países en desarrollo, proporcionando información para ayudarlos a desarrollar sus planes climáticos. Sin embargo, no hubo espacio formal en la agenda de la COP23 para discutir cómo desarrollar las pautas para ello, principalmente dada la reticencia de los países desarrollados. Al final, los negociadores decidieron dar tiempo adicional para discutir este tema en las reuniones inter-sesionales (mayo 2018) antes de la COP24 en diciembre 2018.

Por otro lado,  si bien aún queda trabajo por hacer, la COP23 avanzó significativamente hacia los lineamientos de implementación para el Acuerdo de París, lo que hará que el acuerdo sea operativo. Esto es crucial para ayudar a los gobiernos a planificar sus economías y dar confianza a los inversionistas y las empresas de que la economía baja en carbono llegó para quedarse. Los países necesitarán finalizar las pautas de implementación en la COP24 en Polonia el próximo año. El texto final de la COP23 reconoce que se puede necesitar una sesión de negociación adicional en 2018 entre el período intersesional de mayo y la COP24 en diciembre para garantizar que el libro de reglas de París finalice a tiempo. Esto se decidirá durante la reunión intersesional programada para mayo, aunque los primeros borradores del texto sugerían que “agosto / septiembre de 2018” era el momento preferido para dicha sesión adicional.

10 puntos de progreso

Por parte de los progresos más claros, los negociadores también optaron por dar a las mujeres, los pueblos indígenas, los gobiernos subnacionales y los agricultores un papel más importante en los esfuerzos para luchar contra el cambio climático.

Acciones de gobiernos locales y sub-nacionales

  1. Compromiso de Bonn-Fiji: Líderes locales y regionales se reunieron para adoptar oficialmente el Compromiso de Bonn-Fiji con los líderes locales y regionales para que el Acuerdo de París llegue a todos los niveles. Este acuerdo es un compromiso que busca promover cambios importantes en el desarrollo global. El Compromiso de Bonn-Fiji destaca la promesa de aumentar la ambición colectiva para la acción climática por parte de los gobiernos sub-nacionales.

– “WE ARE STILL IN”: Diferentes grupos de ciudadanos de EEUU insistieron en que “todavía estamos adentro” en el Acuerdo de París, a pesar de la decisión de su presidente de irse. Esto ilustra muy bien el cambio fundamental que representa el Acuerdo de París, es decir, que todos y cada uno de los grupos, y de hecho los ciudadanos individuales del mundo, ahora tienen la capacidad de implementar lo acordado. Ya no necesitamos que los gobiernos tomen la iniciativa y sometan todo a interminables negociaciones.

Este nuevo espíritu ahora está incorporado en el resultado de la COP23 para permitir a Fiji con Polonia, como anfitrión de la COP24 el próximo año, iniciar un “Diálogo de Talanoa” durante el próximo año para traer puntos de vista y perspectivas de todas partes del mundo y de todos sectores de la sociedad para que los resultados de la COP24 en Katowice estén informados por quienes ponen en práctica el Acuerdo de París.

2. El Diálogo de Talanoa: La Presidencia Fiji anunció un proceso inclusivo y participativo que permite a los países, así como a los actores no estatales, compartir historias y mostrar mejores prácticas para aumentar la ambición con urgencia en las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC), incluida la acción pre-2020. En última instancia, esto permitirá que los países se acerquen colectivamente al objetivo más ambicioso del Acuerdo de París de mantener el aumento de la temperatura global en 1,5 grados centígrados.

Los países acordaron hace dos años en París que debería haber un momento aislado en 2018 para “hacer un balance” de cómo estaba progresando la acción climática. Esta información se utilizará para informar la próxima ronda de NDC, que se realizará en 2020. Esta forma de reconocer la “ambición mejorada” -un término que se escucha mucho en las COP- se consideró como un importante precursor para aumentar la ambición en un ciclo incremental de cinco años. Originalmente llamado el “diálogo de facilitación”, el nombre de este proceso fue cambiado a “diálogo de Talanoa” este año bajo la presidencia de la COP de Fiji. Esto debía reflejar un enfoque tradicional de los debates utilizados en Fiyi para un proceso “inclusivo, participativo y transparente”. El “enfoque” final del diálogo de Talanoa se incluyó como un anexo de cuatro páginas a la decisión de resultado principal de la COP23.

El diálogo se estructurará en torno a tres preguntas: “¿Dónde estamos? ¿A dónde queremos ir? ¿Cómo llegamos allí? “, pero también incluye nuevos detalles, como la decisión de aceptar aportes de cualquier tipo de actor, a través de una plataforma en línea para recibir aportaciones y un nuevo énfasis en los esfuerzos que se realizan previo al 2020.

3. Oficialización de la Plataforma de Comunidades Locales y Pueblos Indígenas: Esta plataforma proporcionará medios directos e integrales para dar una mayor voz a los pueblos indígenas en las negociaciones climáticas y les permitirá compartir sus conocimientos tradicionales y mejores prácticas para reducir emisiones, adaptarse al cambio climático y construir resiliencia. Los pueblos indígenas y las comunidades locales podrán intercambiar lecciones aprendidas y compartir sus perspectivas sobre la reducción de emisiones, la adaptación y la construcción de Resiliencia. La plataforma abrirá nuevos caminos al brindar a los pueblos indígenas y las comunidades locales un papel activo en la configuración de la acción climática, incluido un papel destacado en el primer diálogo abierto de múltiples partes interesadas.

4. Finalización del Plan de Acción de Género: Los países finalizaron el primer Plan de Acción de Género, que apunta a aumentar la participación de las mujeres en todos los procesos de la CMNUCC. También busca aumentar la conciencia y el apoyo para el desarrollo y la implementación efectiva de una política climática sensible al género en todos los niveles del gobierno. Es significativo que esta reunión reconoció por primera vez el papel crucial que las mujeres y las niñas en la conducción de soluciones para hacer frente al cambio climático.

COP 23: Una agenda para la adaptación

5. Lanzamiento de la Alianza Ocean Pathway: la Presidencia Fiji lanzó la Alianza Ocean Pathway para alentar el proceso de negociaciones sobre el clima para abordar la relación entre el cambio climático y el océano. En el verdadero espíritu de la Gran Coalición, la asociación también consolidará el trabajo existente para crear un esfuerzo coordinado entre los gobiernos a todos los niveles, las alianzas y coaliciones oceánicas existentes, la sociedad civil y el sector privado para crear un vínculo más fuerte entre acción climática y un océano saludable. La asociación estará copresidida por Fiji y Suecia, que unirán sus fuerzas nuevamente después de liderar la Conferencia inaugural de Océanos de las Naciones Unidas en julio.

6. Lanzamiento de InsuRelience Global Partnership: el Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) contribuyó con 110 millones de euros (US $ 125 millones) para lanzar InsuResilience Global Partnership para Clima y Riesgo de Desastre, para ofrecer seguros asequibles y otra protección financiera a millones de personas vulnerables en todo el mundo. La contribución de BMZ sigue un compromiso de $ 39 millones realizado por el Gobierno del Reino Unido en julio.

7. Lanzamiento de la Cámara de Compensación de Fiji para transferencia de riesgos: este nuevo recurso en línea ayudará a conectar a los países vulnerables con la mejor información disponible sobre seguros y soluciones asequibles, adaptados a sus circunstancias únicas, que les permitirán prepararse mejor para los riesgos planteados por el cambio climático .

8. Histórico avance en la agricultura: los países llegaron a un acuerdo histórico sobre agricultura que ayudará a los países a desarrollar e implementar nuevas estrategias de adaptación y mitigación dentro del sector, tanto para reducir las emisiones como para desarrollar la resiliencia a los efectos del cambio climático. Una fuerte componente sobre seguridad alimentaria y aspectos sociales y económicos marcaron un aspecto innovador en las conversaciones y acuerdos en esta materia. Esto fue histórico porque fue la primera vez en la historia de las negociaciones sobre el clima que los países llegaron a un acuerdo sobre la agricultura.

9. Fondo de Adaptación: El Fondo de Adaptación se renovó con un total de US $ 93,3 millones, superando el objetivo de financiamiento de este año en US $ 13 millones. El Fondo de Adaptación tiene un historial de proporcionar recursos valiosos a las comunidades en países en desarrollo para proyectos que ayudan a mejorar la resiliencia a los efectos del cambio climático. Los proyectos pueden solicitar financiación a la Junta del Fondo de Adaptación, que revisa las solicitudes a través de un proceso transparente. Los países también dieron el importante paso siguiente para garantizar que el Fondo de Adaptación sirva al Acuerdo de París.

10. Iniciativa de Salud para los Vulnerables: La Organización Mundial de la Salud, en colaboración con la CMNUCC y la Presidencia Fiji de la COP23 lanzó una iniciativa especial para proteger a las personas que viven en los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo ante los impactos del cambio climático en la salud. Su objetivo para 2030 es triplicar los niveles de apoyo financiero internacional para el clima y la salud en los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo.

Redactado por Cristóbal Reveco, Fundador y Director Internacional Adapt-Chile sobre la base de información disponible en distintos medios periodísticos, reportes facilitados por ONGs, fuentes oficiales de Naciones Unidas y entrevistas y conversaciones con expertos y participantes de la conferencia. Fuentes: IISD Bulletin, Carbon Tracker, Libélula, CAN International, BBC, ICLEI, German Development Institute, WWF, Oxfam International, Red Cross – Red Crescent, ONG Salud sin Daño, UNFCCC, Deutsche Welle.

Paola Vasconi entrevistada por La Tercera

latercera_nov

La profesional evidenció las carencias del Plan de Adaptación y puso énfasis en la necesaria voluntad política que requiere este tipo de política pública para su implementación exitosa. 

El pasado 4 de noviembre en el marco de la entrada en vigencia del Acuerdo de París y de la entrega por parte del Ministerio de Medio Ambiente de la Encuesta de Cambio Climático 2016,  el diario  La Tercera entrevistó a Paola Vasconi, Encargada de Asuntos Políticos de Adapt-Chile, en relación al Plan de Adaptación (PAN). 

Actualmente, Vasconi realiza junto al Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2), un estudio “Propuesta de un marco legal e institucional para la adaptación al cambio climático a nivel municipal y de gobierno regional en Chile”. Estudio encargado por el Ministerio del Medio Ambiente que  ayudará a conocer los obstáculos para implementar el Plan de Adaptación (PAN)  y a la vez proponer mejoras institucionales.

Cabe destacar que el Plan de Adaptación tiene su origen en el Plan de Acción Nacional de Cambio Climático 2008-2012 (PANCC), que determinó que debía elaborarse un plan nacional de adaptación y planes sectoriales para sectores priorizados de importancia para el país.

“Paola Vasconi, coordinadora de Asuntos Políticos de la ONG Adapt-Chile, explica que una de las deudas del Plan de Adaptación es su implementación territorial. Hasta ahora la mirada, asegura, ha sido nacional y sectorial, pero faltan las incorporación de las regiones”.

Puedes ver el artículo completo en: “Chile ha gastado $26.500 millones en adaptarse al cambio climático”

La Tercera: “Chile ha gastado $26.500 millones en adaptarse al cambio climático”

Santiago, 04 de noviembre de 2016

La mitad es para estudios según balance de plan de adaptación del gobierno, que contempla 27 medidas.

paola-tercera
Investigadores del CECs, en el glaciar O’Higgins este año. FOTO: Gentileza CECs

Los chilenos no tienen dudas. Cuando se les pregunta si el cambio climático es un fenómeno que está ocurriendo, un 84% dice que sí, según un sondeo del Ministerio del Medio Ambiente. El consenso es también a nivel mundial, de hecho hoy entrará en vigor el mayor acuerdo climático del planeta, tras la cumbre que se realizó en París el año pasado.

Pero ¿qué hace hoy el país para enfrentar la realidad del calentamiento global? A nivel estatal, Chile tiene desde 2014 un instrumento denominado Plan de Adaptación (PAN), que contiene 27 acciones que deben ejecutarse al 2019. De éstas 7 están sin implementar, 1 está terminada y 19 están en pleno desarrollo, según un reporte con un balance del Ministerio de Medio Ambiente sobre este plan.

Las medidas van desde la conformación de un Equipo Técnico Interministerial de Cambio Climático, creado en 2015, hasta la definición de escenarios climáticos para la adaptación de los planes sectoriales.

Hasta agosto pasado, el monto total invertido en el PAN suma $26.500 millones, cifra que contempla el gasto del plan nacional más los planes sectoriales de adaptación. A ello se suma la investigación científica vía Conicyt, que en 2015 destinó más de 13 mil millones de pesos (50% del financiamiento) a estudios en el área.

“El 90% de ello de presupuesto fiscal y el resto de financiamiento internacional. Es una cifra importante, que da cuenta del interés y la necesidad de investigar sobre la vulnerabilidad del país frente al cambio climático así como de las opciones y estrategias de adaptación a sus impactos esperados, lo que ha ido en un aumento progresivo en los últimos años”, dice Pablo Badenier, ministro del Medio Ambiente.

Por implementar

El Plan de Adaptación nace del Plan de Acción Nacional de Cambio Climático 2008-2012 (PANCC), que estipuló que debía elaborarse un plan nacional de adaptación y planes sectoriales para sectores priorizados de importancia para el país.

“A la fecha, se han aprobado los planes sectoriales silvoagropecuario, biodiversidad, pesca y acuicultura, y está por aprobarse el plan de salud. Además, actualmente se encuentran en elaboración los planes de infraestructura, ciudades, recursos hídricos, energía y turismo, cada uno con su grado particular de avance”, agrega Badenier.

Todos estos planes están contenidos en el PANCC, política general de cambio climático para el país, que ahora se está actualizando para el período 2017-2022.

El primer balance del este plan global, arrojó, entre otros resultados, que tardó en implementarse y no contó con el presupuesto necesario. “Una de las lecciones aprendidas, y que ha sido recogida en la actualización del PANCC, es que se requiere fortalecer la institucionalidad sectorial y de los gobiernos locales, y que los sectores e instituciones relacionadas se involucren desde el inicio en la planificación de las acciones y medidas”, señala el ministro.
Paola Vasconi, coordinadora de Asuntos Políticos de la ONG Adapt-Chile, explica que una de las deudas del Plan de Adaptación es su implementación territorial. Hasta ahora la mirada, asegura, ha sido nacional y sectorial, pero faltan las incorporación de las regiones. “Desde que está en vigencia desde 2014 hasta hoy, todavía en el país no se ha constituido ningún comité regional de cambio climático”, dice Vasconi.

Para la ONG esta es una señal de que no hay voluntad política de las regiones o la existencia de otro tipo de problemas por parte de los intendentes para convocar a estos comités.

“Estos comités hacen operativas las medidas del plan de adaptación en el territorio, que es finalmente donde se ven los impactos. Creo que los gobiernos regionales y los municipios tienen que empezar a mirar estos temas con urgencia”, agrega la experta.

A juicio de la ONG, hasta ahora el tema, en especial en las comunas con sequía, se aborda desde la contingencia, en vez de la planificación y las acciones preventivas.

Adapt-Chile hoy trabaja junto al Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2), en un estudio para el Ministerio del Medio Ambiente que está enfocado en hacer una análisis del marco legal para adaptación al cambio climático en los gobiernos locales y municipales, lo que ayudará a conocer los obstáculos para implementar el plan y a la vez proponer mejoras institucionales.

imagen-lt-cambio-climatico

Autor: Carlos González Isla

Fecha: 04 de noviembre de 2016

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/chile-ha-gastado-26-500-millones-adaptarse-al-cambio-climatico/

Del 26 de julio al 8 de agosto se desarrolla Tercer Ciclo de Talleres de Estrategia Energética Local

El Tercer Ciclo de Talleres de Estrategia Energética Local dará el cierre al Proyecto del Ministerio de Energía y Adapt-Chile en 5 comunas de la región Metropolitana. 

Durante julio y agosto se desarrollará el tercer ciclo de talleres del programa de Comuna Energética para la elaboración de la Estrategia Energética Local (EEL), en cada una de las 5 comuna participante del proyecto en la región Metropolitana: Colina, Independencia, La Pintana, Recoleta y Santiago.

La EEL que se desarrolla en el contexto del programa Comuna Energética impulsado por la División de Desarrollo Sustentable del Ministerio de Energía. La estrategia es una herramienta que sirve para que el Municipio, a través de la Dirección de Medio Ambiente, y otras unidades competentes, puedan analizar el escenario energético y estimar el potencial de energía renovable y eficiencia energética que se puede aprovechar en su territorio, definiendo una visión energética e involucrando de forma activa a la comunidad en el desarrollo energético de la comuna. 

El tercer taller tiene como objetivo principal socializar los contenidos desarrollados en el camino de la elaboración de la EEL (Diagnóstico, Visión, y Metas Preliminares) con la comunidad. Asimismo, se busca recibir los aportes de la comunidad para la elaboración final de la Estrategia Energética Local.

A continuación se enuncian las diversas comunas participantes:

Taller 3 I. Municipalidad de Colina

Martes 26 julio entre 12.30- 15.30 horas

Dirección: Hall Central Municipalidad de Colina

Taller 3 I. Municipalidad de Recoleta

Fecha: Lunes 1 de Agosto entre 11.00- 14.00 horas.

Dirección: Hall de Atención de Municipalidad de Recoleta.

Taller 3 I. Municipalidad de Independencia

Fecha: Martes 2 agosto entre 16:30 – 19:30 horas

Dirección: Patio Central de Municipio.

Taller 3 I. Municipalidad de La Pintana

Viernes 5 de Agosto entre 10.00- 13.00 horas

Dirección: Hall Central de la Municipalidad de La Pintana

Taller 3 I. Municipalidad de Santiago

Lunes 8 agosto entre 16.30- 19.30 horas

Dirección: Hall Central Palacio Consistorial

¿Quiénes pueden asistir?

Están invitados a participar todas las vecinas y vecinos de la comuna, incluyendo trabajadores, estudiantes, instituciones, empresas, entidades académicas, organizaciones comunitarias, entre otros. Habrá una recepción para todos los participantes.
¡Te esperamos!

Equipo Adapt-Chile

Una Costa Rica preparada para el cambio climático (Revista Decisiones)

costarica-revista-300x226

Por Mónica Araya, especialista en el tema del cambio climático, desarrollo limpio y estrategias ciudadanas.

Costa Rica requiere de un enfoque efectivo para enfrentar con éxito el desafío del cambio climático. Ya que, la violencia de los impactos relacionados con los climas extremos puede paralizar la toma de decisiones debido a sentimientos de confusión, frustración e incluso de ansiedad. Y, a pesar de que es un problema complejo que nosotros no causamos directamente, es vital resistir tanto al alarmismo como al derrotismo; y contrariamente, debemos contribuir a un debate sereno e informado con el afán de tomar las mejores decisiones.

Esta problemática ha llegado hasta las esferas técnicas en Costa Rica; y la nueva etapa que se está enfrentando, obliga a que el tema sea parte de nuestro debate político y económico. Así las cosas, el primer paso será contar con un mejor y mayor entendimiento en relación con nuestra vulnerabilidad climática, como país y como región; por lo tanto, es importante conocer las experiencias de otras latitudes, así como comprometernos con acciones realistas pero igualmente visionarias. De modo que, el planteamiento consiste en convertir un desafío global en una oportunidad; y por ende, lo que nos una sea un espíritu de búsqueda de soluciones innovadoras originadas en Costa Rica.

(…)

Algunos antecedentes en Chile y Colombia

El hecho de conocer las diferentes experiencias que viven otros países del área definitivamente nos beneficia, ya que el hecho de que otras economías latinoamericanas compartan sus experiencias resulta enriquecedor, máxime cuando estas también son de renta media y con necesidades de adaptarse a los impactos climáticos con el afán de proteger los objetivos de desarrollo, calidad de vida y competitividad: similares al nuestro.

a- Sistema Nacional de Indicadores de Adaptación
Este año, Colombia inaugura un sistema pionero de indicadores para medir si el país se adapta al cambio climático en la práctica; lo anterior, ayudará a cuantificar y hacer más transparente el desempeño de los diferentes actores. El plan incluye a varias instituciones estatales y tendrá un importante grado de descentralización, de modo que los departamentos cuentan con información detallada; y, si bien es cierto que otros países han creado algún tipo de indicadores, se puede decir que este es el más ambicioso. En este sentido, el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), junto a un grupo danés contribuyeron como socios técnicos externos; razón por la cual, gracias a esta intervención se podría crear un diálogo bilateral entre Costa Rica-Colombia en esta materia.

b- Una Cartagena competitiva y compatible con el clima
Cartagena de Indias es la primera ciudad colombiana en crear una hoja de ruta de largo plazo (plan4c.com) para incrementar su resiliencia, competitividad y compatibilidad con el clima. El proyecto se formó a través de diversas organizaciones públicas y privadas, y es liderada por la Alcaldía de Cartagena y coordinada por una agencia de inversión mediante una comisión interinstitucional para el cambio climático. Una de las estrategias busca desarrollar “Barrios Adaptados al Cambio Climático” y el primer concurso fue lanzado en febrero. En este particular, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), las diferentes cámaras, así como las alcaldías y colectivos urbanos en nuestro país podrían aprender y poner en práctica dicho modelo.

c- Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático
Esta red (redmunicc.cl) surgió en el año 2014 para avanzar en la gestión y planificación de la adaptación climática de una forma más descentralizada. Los distintos entes son guiados por una “Agenda para Municipios ante el Cambio Climático” que los invita a desempeñar un rol central, pues la premisa consiste en permitir que los municipios jueguen un papel esencial en el manejo de desastres naturales; la recuperación post-desastre; la difusión de las temáticas climáticas en la población; y en el ordenamiento territorial. Dicha red es impulsada por una Organización No Gubernamental (ONG) «Adapt Chile», lo que conlleva a confirmar la necesidad de establecer liderazgos que no pertenezcan al Estado. Justamente, un representante chileno estuvo en Costa Rica en febrero de este año, lo cual podría significar abrir un canal de diálogo entre las municipalidades de Chile y Costa Rica, dado que las Alcaldías ticas deben ponerse al día en este tema.

d- Centro del Clima y la Resiliencia
Al igual que la red chilena, la creación de este centro (cr2.cl) busca definir estrategias para generar más herramientas a fin de lograr una mayor resiliencia en Chile; a así como, formar opinión y ofrecer investigaciones. Si bien es cierto que este es un centro independiente, también se vincula con la Universidad de Chile, ya que este lugar se proyecta como: un centro de investigación de nivel mundial, focalizado en la ciencia del sistema terrestre, que de modo interdisciplinario y con una relación cercana con los actores vinculados, mejore la comprensión de este sistema y contribuya a incrementar la capacidad de resiliencia en Chile. El proyecto es financiado con fondos chilenos, y cabe resaltar que la labor que efectúa inspira, en el sentido que es admirable la manera en que está promoviendo y formando expertos, así como nuevos talentos autónomos.

Leer en Revista Decisiones-cr

15 de Junio Director participa en el Programa “Conversando con…” de la USACH

Cristobal Reveco, Director de Adapt-Chile participará en el segundo Programa “Conversando con…” de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), el miércoles 15 de junio a las 11:30 horas en la Sala de Conferencias de la Facultad Tecnológica de dicha institución.

La iniciativa impulsada por la Dirección de Transferencia Tecnológica Facultad- Empresa (FACTEM) de la Facultad Tecnológica de la USACH pretende constituirse en un espacio de conversación y promoción activa de temas de interés relacionados con la tecnología, su relación con el quehacer de la Facultad y su vinculación con el desarrollo económico y social del país.

En la oportunidad, Reveco analizará los efectos del cambio climático en Chile, y presentará el trabajo realizado por la organización no gubernamental (ONG),  en relación al desarrollo de tecnologías apropiadas para hacer frente a la adaptación y mitigación del cambio climático en la gestión y planificación de los territorios a nivel local.

La Acción Climática construida desde los Gobiernos Locales

Por Paola Vasconi Reca

Coordinadora de Asuntos Políticos Adapt-Chile

Santiago, 30 de Mayo de 2016

Columna publicada en el Boletín Mayo del Grupo Financiamiento Climático Latinoamerica

http://gflac.org/

El Acuerdo de París marcó un punto de inflexión en la manera que el mundo ha abordado el cambio climático y constituye la puerta de entrada para avanzar hacia una sociedad y economía menos dependiente de los combustibles fósiles y resiliente al clima. Este camino depende en gran medida de las ciudades y de las acciones que se tomen a nivel subnacional y local, pues más del 50% de la población mundial vive actualmente en ciudades, las que se estima son responsables de alrededor del 75% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

GFLAC

En el caso de América Latina y el Caribe, la urbanización bordea el 80% y más en algunos países. Se prevé, además, que esta cifra siga incrementándose, ejerciendo una presión cada vez mayor sobre los gobiernos municipales de la región, no sólo en términos de garantizar servicios básicos como acceso a la energía y el agua, alumbrado público, vivienda, transporte, la gestión de residuos, etc., sino como actores claves en el diseño, implementación y desarrollo de estrategias integrales, políticas y  acciones para mitigar el cambio climático y que promuevan la adaptación a las nuevas condiciones climáticas, todo ello en un contexto de desafíos sociales importantes (pobreza, desigualdad, salud, educación, etc.). Esto adquiere una relevancia mayor si se considera que América Latina y el Caribe ha sido reconocida por el IPCC como una de las regiones más vulnerable a los impactos del cambio climático.

En este contexto y entendiendo la importancia de los gobiernos locales en la acción climática, tanto a nivel global como regional, nacional y en sus propios territorios, Adapt-Chile nace en el 2013 con la misión de promover la integración del cambio climático como eje transversal en la toma de decisión a nivel local, con la finalidad de contribuir a fortalecer las respuestas locales frente al cambio climático.

En este camino, Adapt-Chile ha impulsado una serie de iniciativas entre las que destacan la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático y el Foro Chileno de Alcaldes ante el Cambio Climático, iniciativas mediante las cuales se ha ido construyendo una narrativa en Chile sobre la relevancia de la acción climática construida desde los gobiernos locales.

La importancia del trabajo desarrollado por Adapt-Chile logró, en el 2015, concitar el apoyo del programa Euroclima de la Unión Europea para liderar el proyecto “Academias de Cambio Climático”, bajo el cual nuestra organización desarrolló una Herramienta para la elaboración de Planes Locales de Cambio Climático. Esta herramienta metodológica reúne dos instrumentos -una Guía Conceptual y un Manual de Trabajo-, los que han sido diseñados para guiar, paso a paso, un proceso que permita a un gobierno local generar su propio Plan Local de Cambio Climático. Los dos instrumentos han sido reunidos en un solo tomo: el Estudio Temático 8 del programa EUROCLIMA.

La herramienta está acompañada por una serie de 6 videos con los cuales se busca facilitar la comprensión e implementación de las Academias de Cambio Climático y que un mayor número de gobiernos locales, tanto en Chile como en América Latina y el Caribe, puedan elaborar sus Planes Locales de Cambio Climático.

En Chile, la aplicación de esta herramienta permitió a seis municipios -Colina, Independencia, Lampa, La Pintana, Providencia y Santiago, todos miembros de la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático-, elaborar de manera participativa sus Planes Locales de Cambio Climático, evidenciando la importancia de que la Acción Climática sea construida desde los Gobiernos Locales.