Adapt-Chile participa en Mesas de Trabajo de Energía y Residuos AVAC en Colina

La instancia busca consolidar el trabajo en la comuna de Colina en materia de energía y residuos con múltiples actores y organizaciones vinculadas a la temática para avanzar en propuestas concretas.

El Lanzamiento Oficial de las Mesas de Energía y Residuos del Programa del Ministerio de Medio Ambiente de Acreditación Vocacional Ambiental Comunal (AVAC) y del Sistema de Certificación Ambiental (SCAM) se realizó el día 18 de agosto a las 15:00 hrs. en el Centro Cultural de Colina.

En la oportunidad con la presencia de autoridades regionales, locales, delegados y representantes de distintas organizaciones ligadas a la materia se firmó el Acta Oficial de la constitución de las Mesas de Energía y Residuos AVAC-SCAM en la Comuna de Colina, cuyo lema es “Colina: Energía Limpia y Libre de Residuos” .

Estuvieron presentes los representantes de los Ministerios de Medio Ambiente y de Energía, el Alcalde de la Municipalidad de Colina, Mario Olivarría, junto a autoridades locales y delegados de las mesas de energía y residuos.

Jordan Harris, Subdirector de Adapt-Chile y delegado de la Mesa de Energía y Residuos, señaló que “La mesa AVAC representa una instancia de suma importancia para abrir un espacio de participación y discusión entre expertos, autoridades políticas, funcionarios municipales, el sector privado, comunidades locales y organizaciones de la sociedad civil, donde se plantean los desafíos más importantes y se trabaja para llegar a acuerdos para generar las sinergias necesarias en los territorios, que posibilita la acción coordinada en la gestión de residuos y las estrategias energéticas locales. Adapt Chile está muy contento de participar de esta mesa, y seguiremos aportando a este valioso proceso”.

El Programa AVAC del Ministerio del Medio Ambiente constituye un paso adelante del SCAM, y profundiza en sus alcances y desafíos. AVAC tiene una duración de tres años y cuenta de tres etapas. La primera consiste en el levantamiento y diagnóstico comunal con el que se identifican problemáticas ambientales en la comuna y se define la vocación como línea de trabajo. Entre las temáticas de vocación a trabajar está la gestión de residuos, biodiversidad, gestión de recurso energético. La segunda etapa consiste en la elaboración de un plan de trabajo en base a la vocación elegida y la tercera, tiene relación con el alcance de los logros y la acreditación desde el Ministerio de Medio Ambiente.

Con éxito se llevó a cabo la Reunión Técnica de la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático

La iniciativa de carácter nacional busca articular a los municipios que deseen incorporar en la planificación y gestión de su territorio la variable de cambio climático

A la reunión de municipios para enfrentar el Cambio Climático llegaron encargados de medio ambiente y comunicaciones para elaborar una agenda de trabajo en conjunto con la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático y Adapt-Chile.

La reunión que se llevó a cabo el 28 de julio en la ciudad de Santiago, contó con la participación de los encargados técnicos de los municipios de Calera de Tango, Quellón, Chillán Viejo, Santiago, Recoleta, Independencia, Providencia, Colina, Lampa, Quilicura, Gorbea, La Pintana, La Florida.

En la oportunidad se abordó las fuentes de financiamiento y proyectos asociativos que llevarán a cabo durante este año. Asimismo, se plantearon problemáticas de los municipios en la adopción de acuerdos de la Red.

Como parte del programa se presentó el sitio web de la red http://www.redmunicc.cl y el proyecto Red de Comunicadores de Cambio Climático.

Finalmente, los encargados realizaron observaciones al Plan Nacional de Cambio Climático, con el objetivo de presentarlas ante el Ministerio de Medio Ambiente.

IMG_20160728_130858123
IMG_20160728_115440986_HDR

Del 22 al 24 de Junio se realizarán talleres de Cierre de Proyecto GAL Maule

En el marco de cierre del proyecto “Apoyo para el desarrollo de la Gestión Ambiental Local (GAL) en los Municipios de Pelluhue, Cauquenes, Chanco y Empedrado, declarados como Zonas Rezagadas de la Región del Maule”, se realizarán actividades abiertas a la comunidad y a funcionarios municipales de cada comuna. 

El proyecto Gestión Ambiental Local busca implementar un programa de fortalecimiento en la materia de las comunas rezagadas de la Región del Maule: Pelluhue, Cauquenes, Chanco y Empedrado, a través de programas del Ministerio del Medio Ambiente como el Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM) y el Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE). Esto con el objetivo principal de alcanzar la certificación básica del SCAM en las cuatro municipalidades, cumpliendo con todos los requisitos exigidos por el Ministerio de Medio Ambiente.

Los talleres de cierre de proyecto se llevarán a cabo en 3 comunas:

Comuna de Chanco: miércoles 22 de junio, Charla a la Comunidad de “Consumo Responsable” en el salón Perú de la Municipalidad de Cauquenes de 11:00 a 12:30 hrs.

Comuna de Pelluhue: Jueves 23 de junio, Charla a la Comunidad y a funcionarios municipales de “Consumo Responsable” y “Ordenanza Municipal de Turismo Sustentable, criterios para su elaboración” en salón de reuniones de la Municipalidad de Pelluhue, de 11:00 a 13:00 hrs.

Comuna de Cauquenes: Jueves 23 Charla a funcionarios “Ordenanza de Protección y Conservación del Medio Ambiente” de 15:00 a 16:00 en el Salón de Concejo de la Municipalidad de Cauquenes; y Viernes 24, Charla a la Comunidad “Tenencia Responsable de Mascotas” de 15:00 a 17:00 hrs. en el Salón de Concejo de la Municipalidad de Cauquenes.

Mesa de Trabajo para la Gestión Ambiental Local en la Región de Maule


7 de junio de 2016.

Adapt-Chile coordinó la tercera Mesa de Trabajo de Gestión Ambiental Local en la Región de Maule.

Con la asistencia de representantes de la Secretaría Regional Ministerial del Medio Ambiente y las Municipalidades de Pelluhue, Cauquenes, Chanco y Empedrado, se realizó el pasado martes 07 de junio de 2016, la tercera Mesa de Trabajo del Ministerio del Medio Ambiente-Municipalidades en el marco del Programa de Gestión Ambiental Local del ministerio.

El proyecto busca implementar un programa de fortalecimiento a la gestión ambiental local (GAL) de las comunas rezagadas de la Región del Maule: Pelluhue, Cauquenes, Chanco y Empedrado a través de programas del Ministerio del Medio Ambiente como el Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM) y el Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE).

En la ocasión, el equipo de Adapt-Chile presentó un resumen general del trabajo realizado en las mesas anteriores (determinación de temas ambientales prioritarios y definición de objetivos), y dirigió un trabajo metodológico con el grupo para el establecimiento de líneas de acción y medidas, las que se evaluaron en función de los roles institucionales, el financiamiento y las capacidades técnicas para ejecutarlas.

La primera Mesa de Trabajo se centró en los temas de gestión y riesgo ambiental prioritarios; la segunda Mesa de Trabajo, en el análisis y definición de objetivos y la tercera Mesa Territorial, definió las líneas de acción y definición de medidas.

Pamela Torres de Adapt-Chile señaló que “lo más importante es que las comunas analicen su realidad ambiental como territorios rezagados, para que éstas puedan acceder a los fondos que les permitan reactivar los territorios de acuerdo a variables económicas, culturales, de inversión y otras”. Asimismo, agregó que “lo interesante de este programa es la participación de autoridades políticas, académicos, empresas privadas, y sociedad civil en la definición de sus propias problemáticas como territorio, a objeto de aunar criterios  y líneas de acción para un impacto positivo en la zona, y de esta forma, direccionar recursos a partir de las necesidades reales de los territorios y las bases”.

Esta actividad forma parte de cuatro sesiones, en las que se analizarán a fondo las problemáticas comunes y las oportunidades en el trabajo conjunto entre los gobiernos locales y las autoridades regionales, para así articular una Estrategia Ambiental para Zona Rezagada del Maule. Se espera que el documento final sea presentado a los participantes de este proceso la última semana de junio en la comuna de Empedrado.

Más de 300 Organizaciones de la Sociedad Civil envían carta al Presidente del Banco Mundial repudiando sus palabras

2015_bertacaceres_013

El 11 de Mayo, Adapt-Chile junto a más de 300 organizaciones de todas partes globo enviaron una carta al Dr. Jim Yong Kim, Presidente del Banco Mundial, en respuesta a sus declaraciones del pasado 6 de abril, acerca del asesinato de la activista Berta Cáceres en Honduras. Éstas declaraciones fueron hechas en un evento realizado en el Seminario de la Unión Teológica de Nueva York.

El Presidente del Banco Mundial durante su presentación en Nueva York, y ante una pregunta sobre los impactos de las grandes represas evidenciados por el asesinato de Berta Cáceres en Honduras, el Dr. Kim, entre otras cosas, respondió: “No se puede hacer el tipo de trabajo que estamos tratando de hacer y no tener algunos de estos incidentes“. Las organizaciones firmantes de la carta consideran que las declaraciones del Presidente del Banco Mundial son inaceptables, por lo que le instan a disculparse públicamente y a realizar una rectificación inmediata.

Berta Cáceres fundó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) para enfrentar las amenazas que la tala ilegal implicaba para las comunidades Lenca, pelear por sus derechos territoriales y mejorar sus condiciones de vida.  Crédito: Goldman Environmental Prize

La intervención del Dr. Kim está disponible en el siguiente video (minuto 53 en adelante).

CONSULTA la carta enviada al Presidente del Banco Mundial en ESPAÑOL e INGLÉSMás Información en:

http://www.aida-americas.org/es/publication/carta-al-presidente-del-banco-mundial

Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático se reúne con DG de Medioambiente de la Comisión Europea, Sr. Daniel Calleja

26 de abril, 2016

Entre el 24 y 26 de abril visitó Chile el Sr. Daniel Calleja, Director General de Medio Ambiente de la Comisión Europea. En el marco de su visita se dio el vamos al Diálogo sobre Medio Ambiente y Economía Circular entre Chile y la Unión Europea, con el cual se busca promover lo temas de economía circular, innovación y crecimiento sostenible e inclusivo entre Chile y la Unión Europea.

En este contexto, el Sr. Calleja mantuvo una reunión con la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático con el objetivo de conocer la realidad local en términos de desarrollo sostenible, especialmente, en los vinculado a la gestión de los residuos sólidos y a la política ambiental y de cambio climático a nivel comunal.

A la reunión, que tuvo como escenario el  Palacio Consistorial de la Ilustre Municipalidad de Santiago, el Director General llegó acompañado de unos sesenta representantes de alto nivel de importantes empresas europeas, con el objetivo de explorar espacios de colaboración y cooperación entre empresas y pymes europeas y los municipios chilenos.

En la sesión el Director General Sr. Calleja realizó una breve exposición sobre economía circular en la Unión Europea. Posteriormente, los alcaldes Gonzalo Durán (Independencia) y Carolina Tohá (Santiago) hablaron en representación de la Red destacando la realidad local y el trabajo que viene desarrollando la Red de Municipios los tres últimos años para hacer frente al cambio Climático.

En la cita tambien intervino Cristóbal Reveco, director de Adapt-Chile, quien expuso los principales desafíos que enfrentan los municipios en materia de cambio climático. Al finalizar la reunión se dió un espacio de interacción entre la Red y los participantes de la Delegación de la Comisión Europea.

Se espera que este sea el inicio de un diálogo de cooperación permanente entre la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático y la Unión Europea.

DSC_0007
DSC_0008
DSC_0006
DSC_0011
DSC_0023
DSC_0025
DSC_0026
DSC_0027
DSC_0063
DSC_0069
DSC_0070

Por Paola Vasconi: Chile marca un hito en el diseño de compromisos climáticos internacionales

(nivela.org, 26 de mayo de 2015) Por Paola Vasconi. Enlace a opinión completa aquí.

Chile trabaja desde hace años la base empírica de su política climática. Ha creado procesos que combinan criterios técnicos y políticos. Desde 2014 elabora su contribución nacional en el contexto de la negociación de un acuerdo climático. El gobierno decidió involucrar a la sociedad chilena en la discusión sobre sus planes climáticos y sentó un precedente internacional. Es valioso dar a conocer esta historia para estimular un debate más allá de Chile sobre las ventajas de una política climática inclusiva.Chile ha sentado un precedente internacional al consultar públicamente su contribución al acuerdo climático que se negocia en el marco de la Convención. Dado que las emisiones chilenas son bajas, un 0,25% del total mundial, cabe preguntar qué motivó al país a elaborar de forma activa una contribución nacional para el nuevo acuerdo climático internacional. Según el gobierno, uno de los motivos es saber que Chile es muy vulnerable a los impactos del cambio climático (las pérdidas podrían representar el 1,1% anual del PIB según la CEPAL). Estos impactos no solo afectarían a la economía sino a la sociedad chilena en su conjunto.

Debido a la gran desigualdad social y económica del país, la población de escasos recursos y menor preparación para enfrentar el cambio climático corre mayor riesgo de verse afectada negativamente por impactos climáticos. Chile quiere ser parte de la solución al problema global y el primer paso es asumir un fuerte compromiso climático.

En el discurso que pronunció en la Cumbre del Clima de Nueva York en septiembre de 2014, la presidenta Bachelet anunció que la contribución chilena al acuerdo climático global sería consultada con los chilenos y se comprometió a iniciar la consulta pública en diciembre de 2014.

Desde junio 2014 se determinó que para elaborar y definir una contribución nacional preliminar (INDC en lenguaje de la ONU) se pondría en marcha un proceso interministerial de alto nivel político-técnico. El Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y el Cambio Climático (máximo órgano de deliberación de la política y gestión ambiental del país) es responsable de tomar las decisiones políticas, mientras que una mesa técnica, dirigida por el Departamento de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente e integrada por la Dirección de Medio Ambiente del Ministerio de Relaciones Exteriores y los Ministerios de Hacienda, Energía y Agricultura, es responsable de los insumos técnicos y elementos fundamentales de la INDC.

A partir de entonces se tomó una decisión inédita en la política internacional de cambio climático del país: someter el resultado de la mesa técnica a una consulta pública que involucra directamente a la ciudadanía. Cabe destacar que en los últimos años Chile ha abierto progresivamente diversos procesos de consulta pública. Esto incluye políticas y planes que abordan el cambio climático en el interior del país, demostrando así que el desafío del cambio climático no es sólo tarea del gobierno sino que requiere también la participación de todos los actores y sectores de la sociedad. Sin embargo, es la primera vez que Chile solicita la participación de sus ciudadanos para definir su posición nacional frente a las negociaciones internacionales del clima. Esto, sin duda, marca una postura distinta del actual gobierno y sienta un precedente en el país, Latinoamérica y el mundo.

CONSULTAR A CIUDADANOS EN MATERIA CLIMÁTICA SIENTA UN PRECEDENTE EN CHILE, LATINOAMÉRICA Y EL MUNDO 

Con la opinión de diferentes actores y sectores de la escena nacional, Chile espera que su contribución nacional sea el resultado de un proceso dual -político y técnico- que tenga respaldo social.

La base técnica que informó la consulta

Chile definió un “anteproyecto” de contribución nacional basado en sus circunstancias nacionales (sociales, económicas, ambientales y su vulnerabilidad a los impactos del cambio climático) y en múltiples estudios exhaustivos con información valiosa, entre ellos el inventario nacional de emisiones de gases de efecto invernadero de 2010; el primer informe bienal de actualización de Chileinformación de vulnerabilidad y adaptación, incluidos el plan nacional y otros planes sectoriales. Sin duda, la información más relevante proviene del proyecto MAPS-Chile, una iniciativa de cooperación sur-sur con un proceso participativo que incluye gobierno, sector privado, académico y varias ONG. MAPS Chile ha generado insumos importantes para la toma de decisiones, por ejemplo los valores de referencia de las emisiones, el escenario de emisión según recomendación de la ciencia, unas cien medidas de mitigación con su porcentaje de reducción y costos, una modelación macroeconómica que permite ver el efecto que tendrá en el empleo y el PIB de los diferentes escenarios de mitigación.

Esta información fue utilizada por la mesa técnica responsable de la elaboración del anteproyecto de la INDC basándose en cinco pilares: mitigación, adaptación, construcción y fortalecimiento de capacidades, desarrollo y transferencia de tecnologías y financiamiento.

Para mitigar emisiones se plantearon dos opciones basadas en los tres escenarios de mayor reducción de emisiones de MAPS. En la opción A, Chile asume el compromiso de reducir para el año 2030 sus emisiones de CO2 por unidad de PIB entre un 40 y un 45% por debajo de los niveles de 2007. En la opción B, el país se compromete a reducir para el año 2030 sus emisiones de CO2 por unidad de PIB entre un 35 y un 40% por debajo de los niveles del 2007. Lo interesante de ambas opciones es que, según las proyecciones, la economía no se vería perjudicada: el PIB de 2030 aumentaría entre un 1,2 y un 7,4%, y la tasa de empleo aumentaría hasta un 6,3%. La opción A ofrece los mejores resultados macroeconómicos. Véase la gráfica del Ministerio de Ambiente:

La consulta y los pasos siguientes

El 17 de diciembre de 2014 comenzó la consulta pública del anteproyecto de la INDC, tal y como había anunciado la presidenta Bachelet en la Cumbre del Clima de Nueva York y en la COP20 de Lima. El proceso se extendió al 15 de abril de 2015 y fue dirigido por el Departamento de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente.

El objetivo de la consulta era recibir propuestas del sector público, sociedad civil, academia, sector privado, pueblos originarios y otros grupos para mejorar y enriquecer la propuesta de la INDC que Chile presentará ante Naciones Unidas hacia fin de junio, cumpliendo el compromiso de los países de presentar dichas ofertas en 2015, en el marco de las negociaciones del nuevo acuerdo climático que se firmará en París.

Para recoger dichas propuestas y observaciones, el Ministerio de Medio Ambiente dispuso un formulario en línea en su página web, así como la posibilidad de entregarlas por escrito en distintas oficinas regionales para quienes no tienen acceso a internet.

Para que la complejidad del tema no limitara la participación, se organizaron reuniones informativas en todo el país a fin de explicar la INDC y difundir el proceso de consulta pública. Hubo sesiones informativas en las ciudades de Santiago, Antofagasta, Concepción y Valdivia, (escogidas por su condición de vulnerabilidad, capacidad de adaptación y/o potencial de mitigación) y se ampliaron a las regiones de Magallanes, Araucanía y Valparaíso dado el interés que suscitó el anteproyecto de la INDC. Se desarrollaron actividades de difusión de la consulta pública en un total de siete regiones.

Una vez concluido el período de ingreso observaciones, el Ministerio de Medio Ambiente analizará y responderá a las mismas, señalando si formará parte o no de la propuesta final de la INDC y las razones. Cabe destacar que se trata de un modelo de consulta informativo y consultivo, pero no resolutivo ni vinculante, como solicitan actualmente algunos sectores de la sociedad civil de Chile.

En tal sentido, en Chile se corre el riesgo de que algunos sectores subestimen el valor de esta consulta debido a que el ejercicio de participación y consulta existe desde hace unos 20 años en otros instrumentos ambientales (por ejemplo, planes de descontaminación, normas de calidad y emisión, evaluación ambiental de proyectos) y la sociedad civil y el sector privado son críticos por la incertidumbre respecto a la inclusión o no de sus propuestas en la decisión final del gobierno. Esta frustración es comprensible, sin embargo, no es realista pensar que todas y cada una de las propuestas recibidas sean incorporados a la decisión estatal. Por lo tanto, la consulta pública chilena podría perfeccionarse con mecanismos que sirvan para manejar las expectativas y desarrollar instrumentos de participación que ofrezcan mayor inclusión en la toma de decisiones. No obstante, es importante rescatar el hecho de que por primera vez la posición chilena en las negociaciones del clima está abierta al debate y que esto es inusual no sólo en Chile sino en el mundo.

El siguiente paso es la redacción por parte de la mesa técnica de una nueva versión de la INDC que deberá ser aprobada por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y el Cambio Climático y comunicada a la presidenta Bachelet. Concluido este paso, el Ministerio de Relaciones Exteriores la registrará formalmente en la Secretaría de la Convención de Cambio Climático de las Naciones Unidas. Hasta la fecha la única INDC registrada de un país latinoamericano es la de México.

Chile marcó un hito

El cambio climático es uno de los desafíos más complejos del siglo XXI. Enfrentarlo es tarea de todos los países y sectores. Así lo entiende Chile y esta visión queda reflejada en el trabajo que lleva a cabo en el marco de las negociaciones internacionales de la ONU. En este proceso multilateral el país ha sido activo y constructivo: colabora con otros socios, ya sean países en vías de desarrollo como países desarrollados, es miembro fundador de la Asociación Independiente de América Latina y el Caribe (AILAC), uno de los bloques más jóvenes del proceso, y ha manifestado su apoyo a la firma de un acuerdo mundial de compromisos universales -no sólo para un grupo- y vinculantes, no voluntarios.

Ahora Chile ha contribuido de manera constructiva al proceso de las negociaciones mediante su innovación en materia de consulta pública. Este nivel de apertura es un paso sin precedentes en la región (incluso en países que sí las han hecho, como México y Brasil) y en países en vías de desarrollo, donde el diseño de políticas climáticas tiende a ser poco transparente.

Esto marca un hito en la historia de la política climática chilena puesto que es la primera vez que se consulta la postura nacional frente a las negociaciones internacionales del clima, lo que podría ser un antes y un después en Latinoamérica y en el mundo si los otros países lo toman como referencia y lo replican. Vale la pena dar a conocer esta experiencia, pues no sólo es relevante el contenido de las INDC sino también su proceso de definición y el grado de participación de la sociedad en el mismo. Además de permitir a los países elaborar INDC más sólidas y coherentes, también llegarían a la COP21 en mejores condiciones para defender su posición nacional.

Para la próxima cita de París no son muchos los países que ya presentaron sus INDC, por tanto, son varios los que aún pueden involucrar a sus ciudadanos en la definición de sus Contribuciones Nacionales, que serán la base del nuevo acuerdo climático. Pero la formulación de políticas y la toma de medidas firmes y de largo plazo para el cambio climático, tanto a nivel nacional como global, requiere de una participación ciudadana permanente y no de consultas esporádicas a voluntad de los gobiernos. Es hora de que la acción ciudadana sea reconocida como un actor relevante ante el desafío local y global del cambio climático.

Vea la INDC de Chile aquí.

Foro de Alcaldes: Municipios Chilenos Firman compromisos ante el Cambio Climático

(19 de Noviembre de 2014) 28 Alcaldes y Alcaldesas de Chile adhieren a la “Declaración de Alcaldes antes el Cambio Climático”, en la cual se comprometen a acciones concretas para impulsar el desarrollo local bajo en carbono, junto a otras iniciativas en la gestión y planificación comunal. Dicha declaración fue entregada al Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier y al Director General de Política Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, Alfredo Labbé con el propósito de que sea incluida en la posición nacional en la próxima COP 20 a realizarse en diciembre próximo en Lima.

El ex Presidente Ricardo Lagos destacó que la Declaración constituye un “compromiso que asume la ciudadanía. Ésta no sólo le da fuerza a la posición internacional de Chile sino que además demuestra una posición frente al cambio climático con respaldo ciudadano”. Además, Lagos en su presentación en el Foro de Alcaldes se refirió a los temas que se deben abordar desde lo local en materia de cambio climático, ejemplificando con la promoción de la eficiencia energética, el tipo de transporte, la infraestructura que se promueva, la cantidad de áreas verdes por persona, entre otras recalcando que es “es posible avanzar en crecimiento y al mismo tiempo reducir las emisiones”.

El Foro contó con el apoyo del Diputado Daniel Melo quien además preside la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados.

Cristóbal Reveco, de Adapt-Chile organización a cargo del Foro de Alcaldes, destacó en su presentación que “el cambio climático es un problema global, pero cuyos impactos vemos a nivel local, por tanto incrementar el rol de los municipios como actores estratégicos es fundamental tanto en adaptación como en mitigación”.

Firmaron la Declaración los alcaldes de Santiago, Providencia, Peñalolén, Lampa, Independencia, Concepción, Chillán Viejo, La Pintana, Paine, Colina, Dalcahue, Gorbea, Chillán, Isla de Maipo, Porvenir, La Ligua, San Antonio, Talagante, Hijuelas, Frutillar, Coronel, Punitaqui y Maullín Recoleta, Calera de Tango, Quilpué, Las Cabras, Santo Domingo.

También hubo un bloque dedicado a la Ciencia y la Academia, donde presentó a nombre del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, Nicolás Huneeus sobre Megaciudades y Cambio Climático. También estuvo presente el Centro de Cambio Global de la PUC; CEDEUS y la Universidad de Santiago.

A nivel internacional intervinieron los embajadores de Alemania, Reino Unido, Francia, embajador jefe de la Delegación de la Unión Europea, la Directora del programa de Ciudades Bajas en Carbono, ICLEI Bonn y Representantes del Programa de Cambio Climático de Londres.

Taller de Capacitación: Salud y Cambio Climático

(23 octubre de 2014) El taller sobre salud y cambio climático contó con la participación de los municipios de Recoleta, Independencia, La Pintana y Providencia; y las presentaciones de las expertas en la materia Sandra Cortés y Alejandra Vives del Departamento de Salud Pública de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El taller tuvo una primera etapa expositiva, en la cual se introdujo la discusión mediante la conceptualización del cambio climático y su relación con los determinantes sociales y ambientales de salud. Durante las presentaciones también se entregaron mensajes clave, tales como la necesidad de generar sinergias entre medidas diseñadas para proteger el ambiente local y las conexiones existentes con la salud. Las representantes del Departamento de Salud de Recoleta explicaron el trabajo que vienen haciendo el último año, el cual se ha enfocado en integrar la salud en la planificación territorial, vale decir, identificando poblaciones vulnerables a cambios abruptos en los determinantes ambientales y sociales de salud. Se profundizó en las políticas de participación ciudadana que han marcado la hoja de ruta de los departamentos de Recoleta, a la vez que se resaltó la necesidad de aportar constantemente a la integración de la comunidad en la prevención de enfermedades.

Finalmente, las actividades grupales de evaluación de indicadores de salud y cambio climático presentados en la Agenda de la Red Chilena de Municipios ante el Cambio Climático, arrojaron recomendaciones muy interesantes y que demandarán un trabajo tanto por parte de los municipios como de Adapt-Chile.