Jornadas Europeas del Desarrollo 7-8 Junio

Programa EUROCLIMA participará en las Jornadas Europeas del Desarrollo 2017

EUROCLIMA, El principal foro europeo sobre el desarrollo y cooperación mundiales, las Jornadas Europeas del Desarrollo (#EDD17, por sus siglas en inglés), se realizará en Bruselas los días 7 y 8 de junio. El evento contará con la participación de unas 6 mil personas vinculadas al mundo de la cooperación internacional y el desarrollo.

La edición de este año de las Jornadas Europeas del Desarrollo estará enfocada en los temas vinculados a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La agenda incluye 21 paneles con autoridades, 55 debates, 32 presentaciones de proyectos, 16 sesiones de intercambio de ideas, 76 stands y otros eventos. Asimismo, 16 Jóvenes Líderes de todas partes del mundo formarán parte de diversas actividades.

EUROCLIMA, el actual programa de cooperación regional de la Unión Europea con América Latina, participará en los #EDD17 exponiendo los resultados y logros de su implementación. Además, se presentarán dos juegos de simulación para la planificación local ante el cambio climático, ambos desarrollados en alianza estratégica con Adapt-Chile.

EUROCLIMA estará en el stand 58 de la “Villa EDD”, en donde también participará el nuevo programa EUROCLIMA+ y la Facilidad de Inversión para América Latina de la Comisión Europea (conocida como LAIF).

Por otra parte, América Latina estará representada por dos Jóvenes Líderes que han sido seleccionados con otros 14 de todo el mundo para participar en diferentes sesiones del evento. El miércoles 7, el colombiano Leonardo Párraga participará en una conferencia sobre cómo empoderar a los jóvenes a través de mejores habilidades y una mejor representación, en donde también formará parte del panel el Comisario Europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, Tibor Navracsics. Por su parte, la peruana Silvia Flores formará parte de dos paneles el jueves 8: una conferencia acerca de la importancia de la cooperación Sur-Sur (en donde también participan la Directora de Cooperación para América Latina y el Caribe de la Comisión Europea, Jolita Butkeviciene; y la Ministra de Relaciones Exteriores de Honduras, María Dolores Agüero) y una sesión de intercambio de ideas acerca de la importancia de la ciencia en la agricultura.

Se invita a seguir el desarrollo de las Jornadas Europeas del Desarrollo a través de su portal web (www.eudevdays.eu), así como a través del Twitter a través del hashtag #EDD17.

Habitat III y la Nueva Agenda Urbana

Las ciudades son claves para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)[1] y para alcanzar reducciones drásticas de gases de efecto invernadero. En este contexto, la Conferencia de Habitat III que se realizó del 17 al 20 de octubre en Quito, viene a marcar un paso gigantesco en los esfuerzos planetarios al reconocer a las ciudades como pilares centrales en esta discusión, expresado mediante la Nueva Agenda Urbana, la cual constituye una guía para orientar los esfuerzos en materia de desarrollo de las ciudades, sentando las bases para políticas y estratégicas para los próximos 20 años y orientando el quehacer institucional desde los Ministerios a los gobiernos subnacionales y la sociedad civil.

La agenda viene a sumarse a los otros cuatro pilares normativos del desarrollo, a decir el Acuerdo de París, el Marco de Sendai, las Contribuciones Nacionales y las Metas de Desarrollo Sustentable. En conjunto, estos cinco pilares representan las cartas de navegación que orientan el quehacer global hacia un futuro resiliente y bajo en carbono. Lo importante de esta Nueva Agenda Urbana es que reconoce y se construye sobre insumos provenientes de los otros cuatro pilares, de tal forma que “territorializa” los desafíos expresados en éstos. Por un lado, considera el ODS 11 “Ciudades y Comunidades Sostenibles” como eje central para su concepción. Y por otro lado, toca directamente los ODS  6, 7, 8, 9, 12, 13, 15, 16 y 17, en cuanto reconoce a las ciudades como sistemas complejos, interconectados y con una amplia variedad de desafíos. Integra también insumos de París, al reconocer a las ciudades como fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero, las cuales no solamente albergan a una población en crecimiento por número de personas,  sino también como ejes centrales del aumento de emisiones per cápita, dado el crecimiento de demanda por bienes, servicios y energía. Asimismo, reconoce el rol estratégico que juegan las ciudades para disminuir los gases de efecto invernadero, ya sea por un diseño que avance hacia la compactación de ciudades, o el avance en eficiencias vinculadas al transporte y la gestión de residuos, entre otras.

En términos de la Resiliencia, la Nueva Agenda hace uso expreso de los avances conceptuales producto de la evolución del Marco de Acción de Hyogo hasta el Marco de Sendai, el cual pasa de centrar su quehacer en reducir los impactos ocasionados por desastres socionaturales, a mirar la construción de la Resiliencia como un eje central para asegurar la vida y bienestar de las personas, sus medios de vida, la estabilidad institucional y la estabilidad de los ecosistemas.

Si bien es esencial reconocer que la dirección ya está dada y tanto la comunidad internacional, como el sector privado y los gobiernos subnacionales ya esbozan mecanismos para implementar iniciativas que nos permitan avanzar hacia una transformación social, tecnológica y ambiental, ahora toca el turno de abordar el rápido crecimiento urbano y el diseño de la vida en las ciudades para que den cuenta de los desafíos planetarios. En este nuevo escenario se requiere que el crecimiento de la infraestructura sea coherente con las proyecciones climáticas, no despilfarrar recursos escasos (agua, energía), y asegurar el acceso democrático a los servicios en las ciudades. Todo esto desarrollado con un diseño que utilice a los ecosistemas como base en su planteamiento y que fomente los servicios ecosistémicos –tan degradados en nuestras cuencas y asentamientos humanos-.  En resumen, que el crecimiento de los próximos años demuestre que hemos aprendido de los errores del pasado y que hemos sido capaces de reflexionar sobre ellos. La implementación de la Nueva Agenda Urbana debe ser rápida, pero sobre todo, debe ser sabia en este sentido, lo que requerirá de audacia de los tomadores de decisión, puesto que no estará exenta de choques con intereses de algunos. El futuro no lo podemos ver, pero sí podemos reflexionar acerca de los problemas del pasado y la forma en que hemos reaccionado frente a ellos. Ahora toca aplicar lo aprendido.

[1]. PNUD, “Objetivos de Desarrollo Sostenible”. http://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals.html